Liga Endesa

Burgos y su San Pablo no se cansan de gritar que son ACB

El equipo celebró con la afición un final de temporada perfecto/ACB Photo/María González
El equipo celebró con la afición un final de temporada perfecto / ACB Photo/María González

El San Pablo se impuso en el último partido de la temporada a un combativo RETAbet Bilbao | Alex Mumbrú jugó su último partido como profesional y fue homenajeado

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

La guinda del pastel. El San Pablo Burgos consiguió cerrar la temporada con una victoria ante RETAbet Bilbao Basket. Los azules tuvieron mucho trabajo para imponerse a los vascos, que, aunque ya matemáticamente descendidos de categoría, trataron de darlo todo para agradecer el apoyo del centenar de aficionados que se desplazaron hasta Burgos para arroparles y despedirles.

En esa despedida jugó un papel protagonista Alex Mumbrú, que se retiraba tras el partido, después de una dilatada carrera en la que llegó a ser una de las piezas clave de la exitosa Selección Española de Gasol. Para él hubo varios homenajes, en especial el que tuvo la señora afición burgalesa en su salida del parquet, coreando un profundo Mumbrú que recordará siempre.

De esta manera el San Pablo Burgos despidió una temporada en la que ha aprendido, ha crecido y ha conseguido clasificarse en una meritoria 14º posición.

90 San Pablo Burgos

Fisher (7), López (12), Gailius (6), Thompson (16), Huskic (11) -cinco inicial- Schreiner (6), Javi Vega (-), Sebas Saiz (5), Edu Martínez (11), Barrera (7) y Cancar (9).

86 RETAbet Bilbao Basket

Tabu (13), Todorovic (12), Tomàs (8), Hervelle (8) y Thomas (4) -cinco inicial- Mumbrú (26), Redivo (6), Gladness (2), Hammink (2), Salgado (3) y Rebic (2).

cuartos:
30-21; 18-24; 17-17; 25-24;
árbitros:
Carlos Peruga, Juan de Dios Ayón y Esperanza Mendoza eliminaron por acumulación de faltas personales a Devin Thomas.
Incidencias:
Partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos ante 9.297 espectadores. Durante el partido se homenajeó a Alex Mumbrú, jugador del RETAbet Bilbao Basket, en su último encuentro como jugador profesional.

Un RETAbet Bilbao Basket sin complejos, a pesar de encontrarse ya irremediablemente descendido, saltó al parquet del Coliseum Burgos con mucho descaro. Juego alegre y bastante acierto para un partido marcado por no tener nada en juego. Sin embargo, el minuto de ventaja que concedió el San Pablo Burgos rápidamente se vio contrarrestado por un equipo que ha llegado a la segunda mitad de la competición en un gran estado de forma. Sin mucho esfuerzo, los locales se situaron por delante en el marcador (12-7). Las dudas no tardaron en rondarle al técnico de los vascos, Jaka Lakovic, que paró el partido (16-12). Lo que Lakovic no sabía es que se enfrentaba a un equipo que, liberado de toda presión, estaba demostrando un extraordinario acierto desde la línea de 6,75, con cinco de siete lanzamientos anotados. Así, lo único que pudieron hacer los visitantes es resguardarse y tratar de incomodar a los azules (30-21).

El RETAbet Bilbao Basket mostró carácter y consiguió reducir distancias, aprovechando la aportación de Alex Mumbrú. El último partido como profesional de una de las leyendas del baloncesto español tenía que ser significativo y lo estaba siendo. El veterano ala-pívot recortó distancias para los suyos y los compañeros se subieron a la ola, mejorando sus prestaciones en ataque, pero sobre todo en defensa. El remedio más a mano, el tiempo muerto que pidió 'Epi' para frenar la progresión (38-33). Aún así, el sacrificio defensivo vasco estaba reduciendo mucho la capacidad anotadora del San Pablo y el marcador se volvió a equilibrar (43-43). Sólo unas mínimas diferencias en las posesiones finales dejaron una ligera ventaja para los azules (48-45).

El pulso se elevó tras el paso por vestuarios. El partido cobró una intensidad mucho mayor, como si se tratase de un duelo a vida o muerte. La igualdad pasó a ser una tónica inevitable. Con el 53-53 se materializaba nuevamente un empate en el marcador que demostraba que ninguno de los dos equipos estaba dispuesto a dar su brazo a torcer. Incluso, los vascos, que no querían cerrar una temporada para el olvido con derrota, volvieron a probar lo que era ir por delante (54-56). Sin embargo, el San Pablo tuvo la última palabra antes del término del tercer cuarto, dado que ellos también querían disfrutar de un dulce sabor de final de temporada (65-62).

Todo se resolvería en un último periodo de partido y de temporada en el que RETAbet Bilbao Basket dio muestras de ser mucho más equipo de lo expuesto en el resto de las 33 anteriores jornadas. Su capacidad de competividad estaba poniendo en apuros a los azules (71-75). Si bien, los locales no daban crédito a varias decisiones arbitrales que estaban poniéndoles las cosas más difíciles de los esperado a los hombres de 'Epi'. Pero, nuevamente, en unos últimos tres minutos de mucho nivel, el cuadro local conseguía igualar el partido y recuperar la ventaja con un triple de Edu Martínez que volvía a disfrutar de minutos (83-80). Todorovic hizo lo propio para los suyos y el partido se avocaba a un final incierto. Fue la sangre fría de los burgaleses y su acierto en el tiro libre lo que les permitió poner punto y final a una primera temporada en la Liga Endesa con éxito (90-86).

Aunque no habrá próxima jornada, el San Pablo Burgos tiene una nueva cita con su afición este viernes, a las 20:00 horas, en la Plaza Mayor. Desde el balcón del Ayuntamiento, y tras ser recibidos por el alcalde, Javier Lacalle, celebrarán con los aficionados el resultado de una temporada debut culminada con éxito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos