Un paso de gigante para la permanencia

Los jugadores del San Pablo celebraron la importante victoria./María González/SPB
Los jugadores del San Pablo celebraron la importante victoria. / María González/SPB

El San Pablo Burgos se sobrepone a su mal arranque y consigue dar la vuelta al partido frente al Morabanc Andorra en el último cuarto para abrir distancia con la zona de descenso

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El San Pablo Burgos dio hoy un auténtico paso de gigante en su particular pelea por la permanencia. El conjunto burgalés consiguió superar su mal arranque y vencer en un Coliseum entregado al Morabanc Andorra, que no pudo con el acierto de los azulones en el último cuarto. Además, la victoria, tercera consecutiva del equipo, llegó acompañada de la derrota del Real Betis, que permite a los hombres de 'Epi' meter distancia con la zona de descenso.

92 San Pablo Burgos

Schreiner (3), Sebas Saiz (11), Jenkins (8), Thompson (18), Álex López (11) - quinteto inicial-; Fisher (19), Álex Barrera (-), Javi Vega (6), Edu Martínez (5), Huskic (7), Cancar (4).

86 Morabanc Andorra

Albicy (11), Diagne (12), Walker (13), Jelinken (-), Sane (7) -quinteto inicial-; Jaime Fernández (15), Iverson (-), Blazic (5), Jankovic (11), Stevic (6), Shurna (6).

Parciales;
16-20, 31-42 (descanso); 58-60, 92-86 (fin del partido).
Árbitro:
Antonio Conde, J.R. García Ortiz y Alberto Sánchez Sixto.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésimo séptima jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum ante unos 9.000 espectadores.

Tenía el San Pablo una oportunidad de oro para dar un golpe sobre la mesa. El Real Betis, que marcaba el descenso y al que aventajaba en una victoria, iba perdiendo con contundencia en su enfrentamiento con el FC Barcelona y una victoria del conjunto burgalés ante el Morabanc podría significar media permanencia. El premio era jugoso para un equipo que, además, afrontaba el encuentro con la moral por las nubes tras las dos últimas victorias.

Sin embargo, a los hombres de 'Epi' les costó entrar en el partido ante un Morabanc bien plantado. Los azulones desaprovecharon sus primeras posesiones, permitiendo al conjunto andorrano ponerse por delante en el marcador a las primeras de cambio (0-6). El juego interior del San Pablo no terminaba de despegar y el exterior era inexistente, mientras el Morabanc, sin hacer grandes alardes, conseguía consolidar su dominio hasta alcanzar los siete de ventaja (5-12).

Un tímido arreón del San Pablo, que entonces comenzó a encontrar con mayor facilidad a Thompson, permitió recortar diferencias (12-14), pero Jaime Fernández, una auténtica pesadilla para los burgaleses, se encargó de cerrar el cuarto con ventaja (16-20).

Más información

El propio Fernández se encargó de ampliar la ventaja nada más regresar a la pista con un triple inapelable. Sin duda, el juego exterior del Morabanc estaba resultando, cuanto menos, más efectivo. También lo estaba siendo, por cierto, el rebote. Demasiados balones que se escapaban de las manos cuando ya estaban controlados.

Ese escenario permitió al conjunto andorrano continuar su progresión. Walker y Jankovic tomaron el testigo de Jaime Fernández y comenzaron a castigar al San Pablo desde la línea exterior, incrementando poco a poco la diferencia hasta alcanzar los 12 puntos (29-41) a falta de dos minutos.

A 'Epi' no le gustaba lo que estaba viendo y llamó a capítulo a los suyos mientras el público clamaba contra varias decisiones arbitrales. Sin embargo, la dinámica se mantuvo inalterable y el Morabanc consiguió consolidar su dominio para marcharse al descanso con 11 de ventaja (31-42).

Reacción

Las sensaciones no eran las mejores, pero el San Pablo no había perdido la cara al choque, y así lo demostró con una salida en tromba tras el paso por vestuarios. Un parcial de 6-0 encabezado por Thompson animó el cotarro ante un Morabanc que ya no se mostraba tan fiable en el rebote y que comenzó a sufrir en el poste bajo. Además, los hombres de 'Epi' afianzaron al fin su juego exterior y fueron remando poco a poco hasta conseguir dar la vuelta al choque gracias a un triple de Jenkins (55-54) a falta de dos minutos.

A partir de ese momento, el encuentro entró en otra dinámica muy distinta, marcada por la igualdad y las alternativas para ambos. Un gran triple de Álex López sobre la bocina mantenía al San Pablo con todas las opciones intactas (58-60) antes del último y definitivo cuarto, en el que los hombres de 'Epi' terminaron de explotar desde la línea exterior, con sendos triples de Javi Vega, Edu Martínez, Jenkins y Schreiner.

Aún así, el Morabanc se resistía, dominando el rebote y cargando de personales al San Pablo, que no terminaba de romper el choque. El conjunto burgalés llegó a tener cuatro de ventaja (74-70), pero una rápida y contundente reacción del Morabanc volvía a poner la cosa cuesta arriba (79-77).

Sentencia

Los nervios estaban a flor de piel. Cada fallo se convertía en una losa para unos y otros, que ya empezaban a comprender que el partido se resolvería por algún detalle en los compases finales. Y así fue.

El conjunto burgalés afrontó el último minuto con cuatro de ventaja (83-79) tras dos lanzamientos desde la línea de libres de Sebas Saiz, a quien no le tembló el pulso cuando el equipo lo necesitó. Como tampoco le tembló a Corey Fisher, que a medio minuto para el final del choque robaba un balón, corría campo y sacaba un dos más uno para dejar prácticamente sentenciado el choque.

Al final, una victoria que supone un paso de gigante para el San Pablo, que el próximo domingo podría dar uno más si vence al Real Betis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos