El ITCL participa en el desarrollo de una microbomba para tratar el alzhéimer

Miembros de la empresa e instituciones participantes en el proyecto contra el alzhéimer. /BC
Miembros de la empresa e instituciones participantes en el proyecto contra el alzhéimer. / BC

El proyecto será evaluado in vitro en la primera fase | Si los resultados in vitro e in vivo confirman su utilidad, en pocos asños se podrían realizar estudios en humanos

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La empresa española de biomedicina Healthsens lidera un proyecto tecnológico sobre una nueva estrategia terapéutica para el tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer. Junto a ella, participa el Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL) e investigadores de dos grupos del Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias.

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades apoya este proyecto liderado por la empresa española de investigación médica y biotecnología. El objetivo es el desarrollo de un innovador sistema de eliminación de proteínas de fluidos biológicos, con la intención de su aplicación futura en el tratamiento del alzhéimer. El proyecto está financiado por la convocatoria RETOS-Colaboración del mencionado ministerio.

La mayor parte de las enfermedades neurodegenerativas se producen por un desbalance entre la producción y la eliminación de determinadas proteínas en el sistema nervioso central, de modo que, si estas se acumulan, se producen depósitos tóxicos para las neuronas. En el caso de la Enfermedad de Alzheimer, la enfermedad neurodegenerativa más común, se acumula un péptido denominado beta-amiloide. Si bien las distintas estrategias terapéuticas para modificar el proceso neurodegenerativo se han centrado en tratar de disminuir la producción de beta-amiloide, ninguno de los tratamientos ensayados hasta el momento ha tenido éxito en humanos.

El fundamento de este proyecto se basa en lograr un equilibrio de concentraciones entre el tejido cerebral y el líquido cefalorraquídeo. Esta nueva estrategia terapéutica se basa en un dispositivo implantable con una microbomba, controlable de forma remota.

Este sistema, que ha sido patentado por el neurólogo Manuel Menéndez, será evaluado en una primera fase del proyecto en modelos celulares. A continuación, se desarrollarán prototipos para el estudio in vivo en modelos animales. Si tanto los resultados in vitro como in vivo permiten confirmar su utilidad terapéutica, en pocos años se podrían realizar los primeros estudios en humanos.

 

Fotos

Vídeos