El yacimiento de La Paredeja de Atapuerca cambiará de nombre para que no lo relacionen con una fosa común de la Guerra Civil

Imagen de archivo de las excavaciones del pasado verano en el yacimiento de La Paredeja./César Ceinos
Imagen de archivo de las excavaciones del pasado verano en el yacimiento de La Paredeja. / César Ceinos

José María Bermúdez de Castro explica que antes del inicio de la campaña de excavaciones de 2019 anunciarán el nuevo nombre, que aún no está decidido

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Yacimiento de La Paredeja, que fue una de las grandes novedades de la campaña de excavaciones de Atapuerca de 2018, pasará a denominarse de otra forma al inicio de la próxima campaña de excavaciones. Así lo anunció uno de los codirectores de los yacimientos de la sierra de Atapuerca, José María Bermúdez de Castro, en declaraciones a la Agencia Ical, asegurando que no quieren que se relacione un yacimiento arqueológico con una fosa común, puesto que «sería una barbaridad».

Recientemente fueron localizados los restos de seis cuerpos en la fosa común de la Paredeja, en el término de Ibeas de Juarros, que se cree que salieron de la cárcel de Burgos con destino a Pamplona en 1936, pero que nunca llegaron a su destino.

La zona donde fueron hallados estos restos se encuentra situada frente a los yacimientos de la Cueva del Mirador, y comparte nombre con una de las excavaciones más novedosas de la sierra. Bermúdez de Castro asegura además que barajan varios nombres, aunque todavía no han logrado ponerse de acuerdo para decidir uno.

Asimismo afirma que los encargados de este yacimiento estuvieron buscando una denominación que tuviese que ver con las toponimias de la zona que se conocen, pero añade también que «no pasa nada por idear un nombre nuevo que no tenga nada que ver con la toponimia».

Cada vez queda menos para el inicio de la nueva campaña de excavaciones de 2019, un corto periodo de tiempo-poco más de un mes- durante el cual los investigadores trabajan sin descanso con el objetivo de hallar nuevos fósiles que permitan aumentar el conocimiento sobre la historia de nuestros antepasados y orígenes. En este sentido, el codirector de las excavaciones subraya que para esta nueva campaña de trabajo serán nueve los yacimientos en los que se trabajará, y por primera vez, de manera simultánea.

Siete de estas excavaciones ya se encuentran en extensión, así como dos sondeos. De esta manera durante la próxima campaña se trabajará en Gran Dolina, Cueva Fantasma, Galería, Sima del Elefante, El Portalón de la Cueva Mayor, la Sima de los Huesos, Galería de las Estatuas, Cueva del Mirador y en 'La Paredeja', que contará a partir de este año con una nueva denominación.

De cara a esta nueva campaña, Bermúdez de Castro asegura que desde la organización se proponen tres retos fundamentales. Por un lado, y en relación al yacimiento de Gran Dolina, comenzarán este año con el nivel nueve, el cual asevera que es «muy pequeño». Asimismo, indicó que la «pretensión» con este yacimiento es «quitarlo», e incluso considera que en los quince primeros días de trabajo podría estar ya fuera.

Posteriormente se procederá a empezar a excavar TD8, en dos fases, «una más sencilla y otra más compleja», señala, esta última «puede llevar muchos años porque está muy endurecido y se hará a un ritmo lento».

Además, Bermúdez de Castro considera que para finalizar el nivel inferior de TD4 aún quedan «un par de años», pero subraya que este yacimiento es «muy interesante». En este sentido explicó que fue en estas excavaciones donde aparecieron las primeras herramientas de piedra que les dieron la pista de que «Gran Dolina podía ser mucho más antiguo de lo que se pensaba ; y que los humanos podrían haber llegado a Europa mucho antes de lo que se creía hace 20-25 años»,

Cueva Fantasma fue una de las novedades de la pasada campaña, con el inicio de un pequeño sondeo, que se continuará este año. «Vamos a abrir una superficie donde apareció hace casi tres años un parietal que sospechamos que es de la población neandertal», cuenta el paleoantropólogo. Una excavación que cuenta con la protección de la Junta de Castilla y León, mediante unas obras que culminaron con la construcción de una cubierta de aproximadamente 900 metros cuadrados, y que permitirá seguir excavando «sabiendo que no se va a deteriorar», tranquiliza el codirector.

Los codirectores siguen «al menos cuatro o cinco años más»

Por otro lado, Bermúdez de Castro anunció que tanto él como los otros dos codirectores, Juan Luis Arsuaga y Eudald Carbonell continuarán en la dirección de la excavación, «si la salud nos respeta», matiza, «al menos cuatro o cinco años más». Asimismo, asegura que ya tienen concedido un proyecto del Ministerio para seguir investigando, y que habrán tres personas responsables del mismo. «Es el primer paso que estamos dando para dar el paso final de dejar Atapuerca a las nuevas generales», cuenta, aunque señala que las personales que les continuarán ya tienen «cerca de 50 años» pero que tendrán veinte años de «trabajo y dirección».

Además, cada año continúan formando a personas «con la pena de que en los últimos años con la crisis ha habido un cierto parón en el tema generacional», explica, una situación que espera que se «revierta», y haya tiempo de formar a nuevos jóvenes que «seguirán trabajando en Atapuerca los próximos años», concluye.