La última campaña de excavaciones en Atapuerca completa a 'Sara', una homínida de 300.000 años de antigüedad

José Luis Arsuega, María Josefa García Cirac, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell/IAC
José Luis Arsuega, María Josefa García Cirac, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell / IAC

Con el inicio de los trabajos en Cueva Fantasma y La Paredeja, así como la finalización del TD10 en Gran Dolina, permiten creer más en el futuro que el propio exitoso pasado de Atapuerca

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Los Yacimientos de Atapuerca, y en concreto la Sima de los Huesos, ha ofrecido esta campaña de excavaciones los restos del cráneo de una homínida de 13 años de más de 300.000 años de antigüedad. El hallazgo más destacado de esta campaña representa la«Sara», como han bautizado los codirectores a esta homínida.

En el año en el que se cumplen 40 años desde el inicio de las campañas arqueológicas en los Yacimientos de Atapuerca, la sierra sigue abriendo caminos que aventuran muchos más descubrimientos de importante calado para el conocimiento de la evolución humana. De hecho, esta campaña, en la que han participado un total de 280 personas de 22 nacionalidades diferentes, se ha comenzado a trabajar en Cueva Fantasma, La Pedereja y se ha terminado el nivel TD10 de Gran Dolina. Estos han sido los pasos más significativos de una campaña que ha dado mucho más de sí.

De hecho, han aparecido restos de cierta relevancia en cada uno de los yacimientos que se han continuado excavando desde el pasado 25 de junio. Partiendo de Cueva Fantasma, se han encontrado restos caballo, de bovinos, mustélidos y pequeños carnívoros en un inicio de los trabajos que han servido de sondeo del yacimiento más grande de la Sierra de Atapuerca y al que se ha llegado tras dos años limpiando la vieja cantera.

En los que respecta al otro nuevo espacio del Sistema Atapuerca, La Paredeja ha sido sometida a una primera cata para determinar el potencial arqueológico de esta cueva de nueve metros de espesor. De esta toma de contacto se han podido encontrar varios niveles arqueológicos y multitud de herramientas líticas, principalmente de sílex y cuarcita, que, aún por datar, podrían tener una horquilla de antigüedad que va desde los 150.000 a los 30.000 años.

En cuatro años podría alcanzarse el TD6 de Gran Dolina «donde todos deseamos llegar»

En cuatro años podría alcanzarse el TD6 de Gran Dolina «donde todos deseamos llegar» José María Bermúdez de Castro, codirector

Otro de los focos de máximo interés de los Yacimientos de Atapuerca, Gran Dolina ha completado el TD10, que es arqueológicamente más pobre, y entra en una fase de menor relevancia, hasta llegar al TD6, estratigrafía en la que se encuentra el Homo Antecesor. Hasta llegar a ese momento pueden pasar un máximo de cuatro años, según se ha aventurado a predecir uno de los tres codirectores de los Yacimientos de Atapuerca, José María Bermúdez de Castro, esta mañana durante la presentación de los resultados de esta campaña de excavaciones.

No en vano, hay muchas expectativas en el TD «maravilloso», como lo ha calificado Bermúdez de Castro, teniendo en cuenta que, a lo largo de 20 años de trabajo en Gran Dolina se han hallado 97.000 restos faunísticos y 37.000 instrumentos líticos.

Más allá de los nuevos focos

Pero Atapuerca da para mucho más y otro de los codirectores, José Luis Arsuaga, ha desgranado lo que han dado de sí en esos y otros yacimientos, como la Sima de los Elefantes, donde se ha descubierto el nivel 7, que representa el punto más antiguo documentado de la Sierra. Esta campaña ha servido para descubrir la presencia del pigargo, una especie de ave rapaz que ya no se encuentra en estas latitudes.

Pasando por Galería, lo más destacado ha sido el descubrimiento de una hemimandíbula derecha de león en un perfecto estado de conservación. También se han encontrado restos de otros animales carnívoros o de herbívoros, como caballos o ciervos.

Y entrando en la Sima de los Huesos, el mayor yacimiento del mundo en cuanto a número de restos fósiles del género homo -se han recuperado alrededor de 7.000 desde 1984-, esta campaña se ha excavado en la zona noreste, inédita hasta el momento. Allí, los arqueólogos han hallado una veintena de fósiles humanos, entre los que se encuentran restos craneales.

Finalmente, en la Galería de las Estatuas se han recuperado fósiles de macromamíferos, como ciervos, equinos o hienas, así como de aves y restos de herramientas de piedra y en Portalón elementos decorativos y de adorno.

Cueva Fantasma ha sido una de las novedades en esta campaña de excavaciones de Atapuerca
Cueva Fantasma ha sido una de las novedades en esta campaña de excavaciones de Atapuerca / César Ceinos

Protección de Cueva Fantasma

Por otro lado, según ha explicado la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, una vez termine la campaña -este 25 de julio- se retomarán los trabajos para la construcción de una cubierta que permitirá facilitar y garantizar la conservación de los restos en Cueva Fantasma. Esta inversión que protagoniza la Junta de Castilla y León alcanza los 300.000 euros y está previsto que finalice en octubre de este mismo año. De esta manera, el Gobierno Regional habrá invertido un total de 7 millones de euros en la protección de los diferentes yacimientos de la Sierra de Atapuerca desde el año 1984.

El contratiempo de las bombas

El único pero de una «campaña fantástica», calificada así por Arsuaga, ha sido robo de dos bombas de extracción de agua del río que posibilitaban la técnica de lavado-tamizado a presión para encontrar restos fósiles en la cuenca. Hasta ahora no se ha dado con los autores de un robo que ha impedido el trabajo de algunos de los voluntarios que se dedican durante toda la campaña a batear los sedimentos del río en búsqueda de restos fósiles.

Más información

 

Fotos

Vídeos