Detenida una madre ebria en Gandía por amenazar con cortar el cuello a su hijo de 9 años

La central de la Policía Local de Gandia. /R. ESCRIHUELA
La central de la Policía Local de Gandia. / R. ESCRIHUELA

El niño estaba llorando cuando la mujer rompió una botella de vidrio y amenazó al menor para que parase

MARI CARMEN VERAGandia

La Policía Local de Gandía detuvo el lunes a una mujer que presuntamente insultó y amenazó con cortar el cuello a su hijo de nueve años con un botellín de cerveza. En el momento del arresto la madre se encontraba ebria, según informó la Policía Local. Unos datos que corroboró la edil de Seguridad Ciudadana, Àngels Pérez, que explicó a LAS PROVINCIAS que la mujer fue detenida tras abandonar el establecimiento donde sucedieron los hechos.

El altercado ocurrió el lunes alrededor de las 12 del mediodía en un local de la calle Alcoi del Grau de Gandía, donde al parecer la madre, acompañada por el menor, se encontraba bebiendo. Según la concejal, el niño estaba llorando y la madre se dirigió a él y le habló de manera muy brusca. Ante la insistencia de los lloros del niño, la mujer, en un arrebato, rompió una botella de vidrio y amenazó al menor con cortarle el cuello si no se callaba. Ante esta actitud violenta, los clientes del establecimiento dieron la voz de alerta a la Policía Local de Gandía que acudió de inmediato al lugar de los hechos.

La mujer fue detenida a unos 100 metros del establecimiento pues ante la intervención de los clientes decidió marcharse, según informaron testigos presenciales. Diversas personas allí presentes confirmaron ayer a este periódico que «el niño no quería irse con la madre pues estaba muy nervioso». Aunque ante la salida de la mujer del local, «el niño se asustó al verse solo y se fue detrás de ella». Según varios testigos de los hechos, la mujer ya llegó en estado de embriaguez al establecimiento y allí, «sólo pidió el botellín de cerveza que rompió para amenazar al niño».

Los agentes detuvieron a la madre acusada de un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar. Según indicó Pérez, la Policía Local trató de localizar a algún familiar para que se hiciera cargo del menor, pero como no fue posible, el niño quedó bajo la custodia de la Policía Nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos