Detenidos quince menores por acosar a dos hermanos en un instituto de Madrid

Los arrestados llevaron la persecución hasta el domicilio de sus víctimas, de 13 y 15 años, que habían dejado de asistir a clase desde hace más de un mes

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Dicen los investigadores que fue el bullying llevado al extremo. No solo acosar a sus víctimas en el instituto madrileño al que acudían sino que el grupo de adolescentes llegó a llevar ese hostigamiento hasta su domicilio. Efectivos de la Policía Nacional han detenido a quince menores de entre 14 y 16 años acusados de acosar durante meses a dos compañeros de su instituto de Villaverde (al sur de la capital madrileña).

Las dos víctimas, hermanos de 13 y 15 años, habían dejado, incluso, de asistir al centro educativo, después de una campaña de vejaciones, incluidos insultos, acoso físico y agresiones, que los agresores se encargaban después de publicar en sus redes sociales.

La situación llegó al extremo de que el pasado 15 de diciembre por la tarde una veintena de adolescentes, entre los que se encuentran los quince detenidos, se presentaron en el domicilio de los acosados para continuar con el hostigamiento. Los gritos e insultos del grupo, que incluso llegó a lanzar objetos y piedras contra las puertas de sus víctimas, alertaron a los vecinos, que avisaron al 091.

Los agentes lograron arrestar a buena parte del grupo. Al tratarse de menores, fueron entregados de inmediato al grupo de Menores de la Policía Judicial (Grume), que los puso a disposición de la Fiscalía de Menores, acusados todos ellos de un delito de acoso escolar, que sin embargo nunca había sido denunciado previamente por la familia de los dos hermanos.

La Fiscalía ordenó requisar sus móviles donde han aparecido varios vídeos y mensajes que, según fuentes de la investigación, confirmarían que los dos chavales venían sufriendo todo tipo de vejaciones desde casi el inicio del actual curso escolar. Tanto víctimas como acosadores estudian en el instituto Juan de Villanueva, en el distrito de Usera.

La Consejería de Educación ha confirmado que la inspección educativa de la Comunidad de Madrid abrirá un expediente para averiguar lo ocurrido.

 

Fotos

Vídeos