Las emisiones de la mayoría de coches diésel en Europa exceden los test

Una señal que prohíbe la circulación de vehículos diesel./Reuters
Una señal que prohíbe la circulación de vehículos diesel. / Reuters

El estudio del MIT señala que si bien los niveles comprobados superan los límites europeos, no violan la legislación comunitaria

EUROPA PRESSMadrid

Un nuevo estudio del MIT informa de que una decena de grandes fabricantes de automóviles en Europa produjeron coches diésel que generan hasta 16 veces más emisiones que lo indicado en las pruebas reglamentarias.

Se trata de coches vendidos entre 2000 y 2015 y de emisiones reales en circulación por carretera. El estudio subraya que si bien los niveles comprobados superan los límites europeos, no violan la legislación comunitaria.

El estudio del MIT, publicado este mes en 'Atmospheric Environment', predice además que estas emisiones excesivas tendrán un impacto significativo en la salud, causando aproximadamente 2.700 muertes prematuras por año en toda Europa. Estos efectos sobre la salud, encontraron, son «transfronterizos», lo que significa que las emisiones de diésel producidas en un país pueden afectar negativamente a las poblaciones de otros países, a miles de kilómetros de distancia.

«Se puede imaginar que donde ocurren las emisiones excesivas es donde las personas pueden morir temprano», dice el autor del estudio Steven Barrett, profesor de Aeronáutica y Astronáutica Raymond L. Bisplinghoff en el MIT. «Pero en cambio encontramos que el 70 por ciento de los impactos totales de la salud son transronterizos -continúa-. Sugiere que la coordinación no es necesaria en el país, sino a escala continental, para tratar de resolver el problema del exceso de emisiones».

El exceso de emisiones de los diez fabricantes no puede ser el resultado de violaciones ilegales, como fue el caso de Volkswagen. En cambio, el equipo escribe que «los procedimientos de prueba permisivos a nivel de la UE y las estrategias de control de emisiones defectuosas» pueden ser los culpables.

El lado positivo

Los investigadores informan un lado positivo: si los 10 fabricantes de automóviles mejoraran sus tecnologías de control de emisiones para funcionar al mismo nivel que el mejor fabricante del grupo, esto evitaría hasta 1.900 muertes prematuras por año. «Eso es bastante significativo en términos del número de muertes prematuras que se evitarían», dice Barrett en un comunicado.

En este estudio, Barrett y sus colegas cuantificaron los impactos en la salud en Europa del exceso de emisiones de NOx (óxidos de nitrógeno), emisiones que no se tuvieron en cuenta en las pruebas estándar de los vehículos pero que se producen en condiciones reales de conducción. También estimaron las contribuciones de fabricantes específicos a los impactos totales en la salud relacionados con el exceso de emisiones.

Los investigadores consideraron diez grandes fabricantes de automóviles diésel vendidos en Europa, para los que se disponía de datos de emisiones de laboratorio y de carretera: Volkswagen, Renault, Peugeot-Citroën, Fiat, Ford, General Motors, BMW, Daimler, Toyota y Hyundai. Juntos, estos grupos representan más del 90 por ciento del número total de automóviles diésel vendidos entre 2000 y 2015, en 28 estados miembros de la UE, junto con Noruega y Suiza.

Para cada fabricante, el equipo calculó la cantidad total de emisiones sobrantes producidas por los modelos de automóviles diesel de ese fabricante, sobre la base de los datos de emisiones disponibles de las pruebas de laboratorio y las pruebas independientes en carretera. Descubrieron que, en general, los automóviles diesel producen hasta 16 veces más emisiones de NOx en la carretera que en las pruebas de laboratorio.

Luego calcularon el exceso de emisiones asociadas con el automóvil diésel de cada fabricante, al tener en cuenta el número de automóviles que se vendieron entre 2000 y 2015, para cada país en el que se vendieron esos automóviles.

 

Fotos

Vídeos