En libertad con cargos la mujer que secuestró a un bebé en el Hospital de Guadalajara

Imagen captada por las cámaras de seguridad del Hospital de Guadalajara en la que se ve a la mujer llevándose al bebé./
Imagen captada por las cámaras de seguridad del Hospital de Guadalajara en la que se ve a la mujer llevándose al bebé.

Se le imputan los presuntos delitos de detención ilegal y usurpación de funciones públicas, ya que se hizo pasar por pediatra para llevarse al pequeño

J.V. MUÑOZ-LACUNAGuadalajara

El Juzgado de Instrucción número 1 de Guadalajara ha dejado en libertad con cargos a la mujer de 47 años que el pasado fin de semana se llevó a un recién nacido del Hospital Universitario de Guadalajara. El rapto se resolvió a las pocas horas gracias a que se envió un mensaje a las farmacias de la provincia de Guadalajara alertando del suceso y pidiendo prestar especial atención a mujeres que acudieran buscando productos infantiles.

A la procesada, vecina de Cabanillas del Campo (Guadalajara), se le imputan los presuntos delitos de detención ilegal y usurpación de funciones públicas al haberse hecho pasar por pediatra para llevarse al pequeño. Además, la autoridad judicial le prohíbe salir fuera de la provincia de Guadalajara así como acudir al hospital, además de obligarle a comparecer ante el juzgado una vez a la semana.

Rápida respuesta

Tras lo ocurrido y ante la exigencia de posibles responsabilidades, la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal, se apresuró este lunes a indicar que «estudiaremos el caso y las recomendaciones que nos hagan» si bien subrayó el «buen ejemplo de cooperación entre los profesionales del hospital, la Policía y las oficinas de farmacia».

Y es que en apenas tres horas se resolvió un secuestro que podría haber tenido un desenlace fatal. La mujer, que había perdido a su bebé recientemente, acudió al hospital y, haciéndose pasar por pediatra se llevó al pequeño, de nombre Daniel, con la excusa de realizarle diversas pruebas médicas. Cuando se descubrió el rapto, la Policía Nacional difundió la imagen de la mujer que habían captado las cámaras de seguridad del hospital con el niño en brazos y solicitó ayuda a las farmacias. La farmacéutica de Cabanillas del Campo fue la que avisó a la Policía al atender a una mujer muy nerviosa que pedía una leche infantil que no existe. Horas más tarde era detenida en su domicilio de Cabanillas del Campo. También allí se encontraba el pequeño Daniel, el perfecto estado de salud, que fue devuelto a sus padres.

 

Fotos

Vídeos