La Eurocámara quiere retrasar hasta 2021 la eliminación del cambio de hora

Un reloj frente al Parlamento Europeo, este martes en Estrasburgo (Francia)/EFE
Un reloj frente al Parlamento Europeo, este martes en Estrasburgo (Francia) / EFE

Según el plan inicial de Bruselas, el cambio de hora del próximo domingo habría sido el último obligatorio en Europa

COLPISA/AFPBruselas

La Eurocámara abogó este martes por continuar con el cambio de hora estacional en la Unión Europea (UE) hasta al menos 2021, retrasando así dos años la propuesta de la Comisión Europea que buscaba poner fin completamente el próximo mes de octubre.

Por 410 votos a favor, 192 en contra y 51 abstenciones, los eurodiputados urgen además a los países de la UE y a la Comisión a coordinarse para «garantizar» que el final del cambio de hora «no perturbe el funcionamiento del mercado interior».

Los ciudadanos de la UE están obligados a adelantar una hora sus relojes en la madrugada del último domingo de marzo para adaptarla al llamado horario de verano, 60 minutos que retrasan de nuevo en el último domingo de octubre para encarar el invierno.

Efectos sobre la salud

El cambio de hora, adoptado a lo largo del siglo XX por los países europeos para ahorrar energía en la Primera Guerra Mundial o la crisis del petróleo, se cuestiona desde hace años. Sus detractores critican su efecto limitado y sus efectos sobre la salud.

Apoyada en una consulta en línea, la Comisión propuso en septiembre finalizar esa práctica en 2019, obligando a los países del bloque -repartidos actualmente en tres husos- a escoger entre quedarse con el horario de invierno o de verano.

Sin embargo, tanto la Eurocámara como el Consejo de la UE no están por la labor de aplicar el plan de Bruselas, que habría hecho del cambio de hora de la madrugada del próximo domingo el último obligatorio para todos los ciudadanos europeos.

La Eurocámara, que fijó este martes su posición sobre la propuesta de la Comisión que deberá negociar a continuación con el Consejo, advierte además contra un «mosaico de horas diferentes en la UE», según la ponente del texto en la Eurocámara, la socialdemócrata Marita Ulvskog.

Pese a abogar por 2021 de llevarse a cabo un cambio de hora, los países del bloque, sumidos en consultas a nivel nacional, todavía no han fijado su posición negociadora. Una próxima reunión para analizar la situación está prevista en abril.