La DGT, a favor de la tolerancia cero en alcohol para los conductores de autobús

La DGT, a favor de la tolerancia cero en alcohol para los conductores de autobús
EFE

Navarro se muestra partidario de la instalación de 'alcolocks' en los vehículos nuevos para impedir su puesta en marcha si el conductor ha bebido.

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

La Dirección General de Tráfico (DGT) es partidaria de la tasa cero en alcohol para los conductores de autobús. Así lo ha manifestado el máximo responsable del organismo, Pere Navarro, durante la reunión con los responsables de la Confederación Española de Transporte en Autobús (Confebus), para abordar diferentes temas prioritarios en materia de seguridad vial.

Navarro ha mostrado su apoyo a la propuesta de la confederación de reducir el límite de alcohol en sangre de los conductores profesionales de 0,3 a 0,0 gramos/litro de sangre. La propuesta contempla que se permita que no haya sanciones si se da una tasa de 0,1.

El director de Tráfico ha manifestado que está de acuerdo con la instalación de 'alcolocks' obligatorios para todos los vehículos matriculados a partir de una determinada fecha, un sistema que impide moner en marcha el motor si se detecta que el conductor supera los límites de alcohol permitidos.

Además, Pere Navaro se ha comprometido a estudiar la posibilidad de realizar controles aleatorios de alcohol y drogas a los conductores de autobús, junto a la exigencia de un reconocimiento médico anual, para lo cual se estudiarán vías de colaboración con asociaciones de centros médicos.

Respecto a la petición de Confebus de que las empresas puedan conocer el saldo de puntosde los conductores, Navarro ha explicado que se prevé que las empresas puedan consultar los puntos de forma genérica, pero no en detalle, mediante un mecanismo 'tipo semáforo' (verde apto, rojo no apto).

Durante el encuentro, el responsable de la DGT ha informado que, tras el último cambio de normativa de la Unión Europea, se está trabajando para que en un plazo de seis meses se tramite una reducción de la edad mínima para ser conductor de autobús de 24 a 18 años, bajo ciertas condiciones. Esta es una petición «histórica» de confederación, ha destacado fuentes de Confebus, que tiene el objetivo de que «más personas puedan optar a esta salida profesional una vez terminan sus estudios, sin tener que esperar hasta los 24 años».

Respecto a la velocidad máxima en las carreteras convencionales, Navarro ha avanzado que la futura reforma del Reglamento General de Circulación mantendrá la velocidad máxima de 90km/h para los autobuses en las carreteras convencionales.

Tras el encuentro, el presidente de Confebus, Rafael Barbadillo, ha destacado que ambas entidades continuarán colaborando estrechamente para «reducir los accidentes de tráfico en el transporte en autobús a la mínima expresión». En este sentido, ha señalado que el autobús participa en menos del 1% de los accidentes con víctimas, siendo entre 15 y 20 veces más seguro que el vehículo particular.

 

Fotos

Vídeos