Cientos de navarras se manifiestan en contra de la resolución de la Audiencia

Manifestantes en Pamplona. / AFP

El Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno foral anuncian que recurrirán la decisión de los excarcelamientos

PABLO OJERPamplona

«No es abuso, es violación», «basta ya de violencia patriarcal», «si atacan a una responderemos todas» o «frente el patriarcado, feminismo organizado». Estas fueron los lemas más gritados ayer durante la manifestación que recorrió las calles del centro de Pamplona hasta llegar a la sede de la Audiencia de Navarra, para protestar por la excarcelación de los miembros de La Manada.

La protesta, que fue secundada mayoritariamente por mujeres de todas las edades, partió pasadas las 19:00 horas de la plaza del Ayuntamiento y terminó después de que los participantes rodearan la sede judicial. Acto seguido se disolvieron de manera pacífica.

La decisión de la Sección Segunda de la Audiencia se coló durante del pleno del Parlamento de Navarra, donde se debatía una proposición de ley foral. Los parlamentarios se olvidaron de intervenciones y se centraron en sus teléfonos móviles para confirmar la noticia. La reacción de las instituciones navarras no se hizo esperar.

Tanto el Gobierno de Navarra como el Ayuntamiento de Pamplona expresaron su repulsa por la decisión del tribunal. Además, criticaron la forma en que se había conocido la noticia mediante una filtración periodística.

«Es indignante que las partes personadas tengan que enterarse de la noticia por los medios de comunicación. De hecho, a esta hora, todavía no tenemos constancia oficial de la decisión», aseguraron tanto la portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, como el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón. En unas declaraciones que parecían acordadas previamente porque ambas instituciones -que están personadas como acusaciones populares en la causa- mostraron su indignación ante la puesta en libertad de los cinco miembros de La Manada. «Obviamente, si recurrimos la sentencia considerando que los hechos de los Sanfermines 2016 fueron una agresión sexual y no un simple caso de abuso, no podemos estar de acuerdo con esta decisión», coincidieron tanto el Ayuntamiento como el Gobierno de Navarra.

Ambas partes también coincidieron en anunciar que recurrirán la resolución judicial en cuanto lo reciban. En sus apelaciones rechazarán la decisión de poner en libertad a los procesados y el hecho de que se haya filtrado el contenido mismo de la resolución antes que lo conocieran las partes personadas.

Más información:

 

Fotos

Vídeos