Francisco tratará de estrechar los lazos entre la Iglesia y el islam en la Penínsular Arábiga

El papa Francisco, en su alocución desde la ventana del Vaticano./EFE
El papa Francisco, en su alocución desde la ventana del Vaticano. / EFE

El Papa trasladará durante su viaje a la región un mensaje de paz y de respeto a los derechos humanos, con especial referencia al conflicto de Yemen

COLPISA/AFPRoma

El viaje que el papa Francisco viaja este domingo a Emiratos Árabes Unidos en la primera visita de un pontífice a la península arábiga. Aunque la aplastante mayoría de católicos son expatriados, según las vicarías apostólicas de Arabia del norte y del sur, el viaje del Papa a la región está marcada en por el esfuerzo de la Iglesia de fortalecer los lazos con el islam.

Las autoridades de Emiratos Árabes Unidos se preparaban este domingo a recibir con gran pompa al Papa. Francisco llega este domingo por la noche a Abu Dabi. Antes de emprender el viaje a los Emiratos, el Francisco pidió este domingo en el Vaticano «favorecer con urgencia el cumplimiento de los acuerdos alcanzados« para una tregua en la ciudad portuaria de Hodeida, en Yemen, crucial para el acceso de ayuda humanitaria. La guerra de Yemen opone las fuerzas progubernamentales, apoyadas en el terreno desde 2015 por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, a los rebeldes hutíes, respaldados por Irán y que controlan amplias zonas del país, incluyendo la capital Saná.

El ambiente, el domingo por la mañana, en torno a la catedral San José de Abu Dabi era el de los grandes días, constató AFP. Los fieles se agolpan bajo una inusual lluvia cerca de la catedral, decorada con los colores del Vaticano y de los Emiratos, para obtener las últimas plazas para la misa papal del martes, que se presenta como la mayor manifestación popular que se celebrará en este país.

Al aproximarse la visita, el padre Elie Hachem, que oficia en la catedral San José, se extasía y habla de algo «histórico». Según él, el Papa, que llega con un «mensaje de paz», inicia su programa del martes con una visita a esta catedral.

Hay cerca de un millón de católicos en este país, adepto a un islam más bien moderado y cuya sociedad está bastante abierta al mundo exterior. La mayoría son trabajadores asiáticos, que practican su religión en ocho iglesias.

Doris D'souza, que llegó especialmente para la ocasión de Goa (sudoeste de India), indica haber «aprovechado la ocasión para asistir a la misa» del martes, en cuanto supo de la visita papal. Shane Gallagher, un irlandés que vive en Emiratos, se declara «encantado» con la visita del Papa y por el hecho de que se celebre en un país musulmán. «Vamos a tener una semana extraordinaria», dice. «Esta visita demuestra la sorprendente tolerancia de los Emiratos« asegura la estadounidense de 39 años, Collins Cochet Ryan.

Les responsables de la federación no han dejado de insistir en este tema, en particular por el encuentro previsto entre el Papa y el imán Al Azhar, la principal institución del islam sunita que se halla en El Cairo, el jeque Ahmed al Tayeb. Al contrario que su vecino saudita, que prohíbe la práctica de otras religiones que no sean el islam, Emiratos Árabes Unidos quiere proyectar una imagen de país tolerante. No obstante, las autoridades controlan las prácticas religiosas y reprimen la contestación política o la explotación de la religión, incluso por los adeptos de un islam político, encarnado por los Hermanos musulmanes.

Derechos humanos

Anwar Gargash, ministro de Estado emiratí de Exteriores, aludió a ello el domingo en un tuit donde critica a Catar, boicoteado por su país y tres de sus aliados, que lo acusan de apoyar a islamistas radicales, lo que Doha desmiente. El ministro subrayó la diferencia entre el «mufti del terrorismo», en referencia al religioso Yusef al-Qardaui, considerado jefe espiritual de los Hermanos musulmanes que es protegido por Catar, y su país, que acoge a uno de los simbolos de «tolerancia y amor» que son el Papa y el imán de Al-Azhar.

Amnistía Internacional pidió al Papa que ponga sobre la mesa en Abu Dabi la cuestión del respeto de los derechos humanos y deploró que numerosos disidentes permanezcan detenidos en el país. También Human Rights Watch (HRW) pidió el domingo al Papa que aproveche su visita para hablar de la situación de los derechos humanos en Yemen, donde Emiratos interviene militarmente junto a Arabia Saudita

Desde el inicio de su pontificado, el Papa ha viajado a varios países cuya población es mayoritariamente musulmana, como Egipto, Azerbayán, Bangladés y Turquía. En marzo viaja a Marruecos.

 

Fotos

Vídeos