La juez de violencia de género rechaza investigar el caso de Carrasco

Ángel Hernández, marido de María José Carrasco./
Ángel Hernández, marido de María José Carrasco.

Considera que el hecho de que la fallecida expresara «de forma seria e inequívoca» a su marido su deseo de morir hacer que el caso no sea un asesinato machista

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

La juez de violencia de género de Madrid rechaza investigar la muerte de María José Carrasco al considerar que no se trata un asesinato machista. La magistrada del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 5 de Madrid, Begoña López Anguita, sigue de esta manera el criterio de la Fiscalía de Madrid, que este martes se había pronunciado en el mismo sentido.

Según la juez y la Fiscalía, el hecho de que la fallecida trasladara expresamente a su marido, Ángel Hernández, «de forma serie e inequívoca» su deseo de poner fin a su vida convierte el caso en «una excepción respecto a las conductas regocidas en la ley integral de violencia sobre la mujer».

En un auto hecho público este miércoles, la juez aclara que si no existiera esta solicitud expresa de ayuda a morir, «hablaríamos de lo contrario». Pero «desde una perspectiva criminológica este auxilio al suicidio de la persona enferma grave que lo solicita expresamente no es la manifestación de ningún tipo de violencia física, psíquica o limitación de la libertad», apunta.

«La inclusión en el ámbito de competencia de los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer supone una interpretación literal incompatible con el objeto y la finalidad de estos Juzgados. Por ello, también desde una interpretación social y teleológica de la ley se deduce que el auxilio al suicidio previsto en el artículo 143.4 del Código Penal no puede formar parte de las competencias de los Juzgados de Violencia de Mujer», agrega.

La renuncia de la juez de violencia de género abre un nuevo camino judicial a la causa, que ahora será devuelta al Juzgado de Instrucción número 25, que se había inhibido al apuntar que se trataba de un caso de violencia machista. La magistrada de instrucción deberá decidir si tramita el asunto o eleva una cuestión de competencia ante la Audiencia Provincial de Madrid, que sería la que finalmente tendría que tomar la decisión.

En un coloquio sobre Eutanasia y Derecho a Morir Dignamente celebrado este miñercoles en Madrid, Ángel Hernández mostró su satisfacción por la decisión de la magistrada. «Estoy muy contento. Una institución como es el Juzgado de Violencia, y que es tan necesaria para luchar contra la violencia machista, no se podía mezclar con lo mío porque sería un desprestigio para ella», aseveró.

Hernández, que hace tres semanas ayudó a morir a su mujer y puso de esta manera sobre la mesa la regulación de la eutanasia, lamentó que este asunto fuera tratado de un modo «muy flojito» por los candidatos a la presidencia del Gobierno en los debates.