«¡No es abuso, es violación!» las redes sociales reaccionan a la sentencia de 'La Manada' | BURGOSconecta

«¡No es abuso, es violación!», indignación y solidaridad en las redes sociales

La sentencia a 'La Manada' provoca protestas a las puertas de la Audiencia de Navarra y genera todos los trending topic del día en Twitter con las etiquetas #YoSiTeCreo, #NoEsNo o #JusticiaPatriarcal

ISAAC ASENJOMadrid

«¡No es abuso, es violación!». La sentencia a 'La Manada' ha sido recibida con gritos a las puertas de la Audiencia de Navarra. Nueve años de prisión por un delito continuado de abuso sexual y no violación ha indignado a las redes sociales, que se mueven durante el día con las etiquetas de #JusticiaPatriarcal, #EstaEsNuestraManada o #YoSiTeCreo en apoyo a la víctima de los sanfermines de 2016.

Cientos de usuarios anónimos han mostrado su rechazo a la decisión afirmando que «violar en este país sale barato» o que, tras esta sentencia, la confianza en la justicia es nula y las mujeres sólo podrán defenderse solas.

El tribunal los condena por abusos sexuales y no por agresión sexual, delitos que se diferencian por el uso de la violencia y la intimidación, con lo que entiende que los abusos se produjeron sin consentimiento pero sin que concurrieran esas circunstancias.

Fuera del palacio de justicia navarro se ha vivido un ambiente tenso tras conocer la sentencia, ya que varias personas han intentado acceder al interior y han roto el cordón policial

El caso ha movilizado a las organizaciones feministas en las calles al grito de «No es no» o «Yo sí te creo»

Las redes descubrieron sus rostros cuando osaron pedir privacidad después de ser acusados de violar a la joven madrileña en 2016. Y Twitter y Facebook viralizaron sus nombres cuando la mayoría solo sabía que pertececían a 'La Manada' - nombre de WhatsApp del grupo que formaban estos cincos sevillanos de entre 26 y 28 años con antecedentes por actos de violencia, drogas y abusos sexuales. Y es que pocos juicios levantaron tanta indignación social como éste. El movimiento feminista se ha volcado con el caso y ha criticado que la justicia no fuera igual para todos. La víctima ha tenido que demostrar que hizo todo lo posible para no ser agredida y se la puso al mismo nivel que a los agresores.

El caso ha movilizado a las organizaciones feministas en las calles al grito de «No es no» o «Yo sí te creo». El objetivo: Que las víctimas se sientan acompañadas y sepan que no están solas; pero también para crear conciencia sobre un fenómeno que pese a lo arraigado, es tabú. Fue la punta del Iceberg. El caso ayudó a muchas mujeres a hablar de las agresiones sexuales que sufrieron y numerosas celebraciones en España pusieron barreras a la violencia machista y adoptaron medidas para evitar casos de abusos.

Y es que los sanfermines de 2016 sirvieron para sacar a la luz un problema tan generalizado como poco conocido: las violaciones y agresiones sexuales que se cometen en España durante las fiestas populares y festivales multitudinarios. Según las cifras oficiales, las agresiones y abusos sexuales son un delito que solo se denuncia entre un 17 y un 20% de las víctimas.

Fueron las primeras piedras que impactaron de verdad en la sociedad y provocaron un efecto reacción de valentía y sonoridad. Podría haberse quedado en el olvido como muchas otras veces. Pero el «No es no» caló con fuerza y provocó un gran rechazo social.

Los usuarios de las redes sociales señalaron la doble moral de los acusados, que primero habían difundido vídeos e imágenes de la joven con sus teléfonos móviles, además de contar diferentes detalles de las vejaciones a las que habían sometido a la chica y después solicitaban salvaguardar su identidad. Su deseo, como era de esperar, no se cumplió y cualquier internauta ha podido ver con un solo click quiénes son los chicos que hablaban de burundanga, cloroformo o reinoles para violaciones en aquel infame chat de WhatsApp.

El juicio a 'La Manada' se ha convertido en casi un examen para el sistema judicial español en asuntos que tienen que ver con violaciones a mujeres

Ya horas antes de conocer la sentencia, las redes sociales han situado como trending topic a 'La Manada' y ya hablaban de una sentencia histórica y que ha tenido en el vídeo grabado por los acusados dentro del portal, los gritos de dolor, el robo del móvil de la joven y en los informes las claves a tener en cuenta. De esta forma, el juicio a 'La Manada' se ha convertido en casi un examen para el sistema judicial español en asuntos que tienen que ver con violaciones a mujeres.

«Hoy nos juzgan a todas», «yo sí te creo», «el veredicto nos afecta a todas las mujeres», «no estás sola, tienes a tu verdadera manada contigo» es lo más repetido en Twitter bajo la etiqueta #EstaEsNuestraManada y #LaManada .

«Hermana, yo te creo», «el movimiento feminista está con la superviviente de la manada y con todas las supervivientes», «las verdaderas manadas cuidan, protegen, apoyan y, si es necesario, luchan», «somos fuertes y estamos más unidas que nunca» o «no estás sola, tienes a tu verdadera manada contigo, sujetándote y apoyándote» puede leerse en algunos de esos mensajes.

Centenares de personas han mostrado en Twitter su ansiedad por la resolución judicial: «Hoy la justicia manda un mensaje a todas las mujeres. Veremos cuál es...», «si violar sale gratis, saldremos a la calle», «la sentencia ha de ser ejemplarizante, porque su veredicto nos afecta a todas las mujeres», «en San Fermín o en Alicante, pase lo que pase, nosotras te creemos».

La artista Paula Bonet es la autora de una de las imágenes que más se han distribuido en apoyo a la víctima, en la que ha escrito: «Hermana yo te creo. Dejad de juzgarnos a nosotras. Nosotras somos las agredidas».

También circulan muchas fotos de las manifestaciones del 8 de marzo junto al texto «esta es nuestra manada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos