La OMS incluye el desgaste profesional o 'burn-out' en su lista de enfermedades

La OMS incluye el desgaste profesional o 'burn-out' en su lista de enfermedades

Se describe como «un síndrome resultante de un estrés crónico en el trabajo que no fue gestionado con éxito»

COLPISA / AFPMadrid

El desgaste profesional, conocido como 'burn-out', ha sido incorporado en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se utiliza para establecer tendencias y estadísticas sanitarias.

La lista, confeccionada por la OMS, se basa en las conclusiones de expertos médicos de todo el mundo. Fue adoptada por los Estados miembros de la OMS, reunidos desde el 20 de mayo en Ginebra en el marco de la Asamblea Mundial de la organización.

«Es la primera vez» que el desgaste profesional entra en la clasificación, ha anunciado el lunes a los periodistas un portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic.

La Clasificación de Enfermedades de la OMS proporciona un lenguaje común que facilita el intercambio de informaciones sanitarias entre los profesionales de la salud de todo el mundo.

El desgaste profesional, que fue incorporado a la sección de «problemas asociados» al empleo o al desempleo, llevará el código QD85 y se describe como «un síndrome [...] resultante de un estrés crónico en el trabajo que no fue gestionado con éxito» y que se caracteriza por tres elementos: «una sensación de agotamiento», «cinismo o sentimientos negativos relacionados con su trabajo» y una «eficacia profesional reducida».

El registro de la OMS precisa que el desgaste profesional «se refiere específicamente a fenómenos relativos al contexto profesional y no debe utilizarse para describir experiencias en otros ámbitos de la vida«.

La nueva clasificación, llamada CIP-11, publicada el año pasado, fue adoptada durante la edición de este año de la Asamblea Mundial, la número 72, y entrará en vigor el 1 de enero de 2022. Incluye nuevos capítulos, uno de los cuales dedicado a la salud sexual. Cubre afecciones anteriormente clasificadas en otros listados, como la «incongruencia de género», como la transexualidad, hasta ahora clasificada en la sección de enfermedades mentales.

El trastorno por videojuegos ha sido añadido a la sección de trastornos de dependencia. La nueva clasificación también propone un nuevo capítulo sobre la medicina tradicional.