La Paz trata el cáncer de mama con crioablación por primera vez en España

Equipo médico del Hospital Universitario La Paz. /EFE
Equipo médico del Hospital Universitario La Paz. / EFE

Esta intervención destruye el tumor por congelación, tiene una duración de entre 30 y 40 minutos y no requiere la hospitalización de la paciente

EUROPA PRESSMadrid

El Hospital Universitario La Paz ha aplicado, por primera vez en España, la técnica radiológica de la crioablación en el tratamiento del cáncer de mama, un procedimiento de destrucción tumoral por congelación que no se había utilizado en los tumores mamarios, pero sí en otros tumores como los de hueso o partes blandas.

Se trata de una técnica que no requiere la hospitalización de la paciente, se realiza con anestesia local y está específicamente indicada para mujeres de avanzada edad que presentan múltiples patologías y que no responden a la hormonoterapia, ha informado el Hospital en un comunicado.

Cada año se diagnostican en España 32.000 nuevos casos de cáncer de mama, de los que cerca de 10.000 requieren la extirpación del seno. Se trata del tumor maligno más frecuente en las mujeres, siendo una de cada ocho las que tendrá que enfrentarse a esta enfermedad a lo largo de su vida, ha señalado el centro hospitalario. Aun así, el 90% de pacientes consigue curarse con un diagnóstico y tratamiento precoz.

En ocasiones, los tratamientos convencionales como la cirugía o la quimioterapia, son difíciles de aplicar cuando las pacientes presentan múltiples patologías como problemas cardiacos, de coagulación, respiratorios o demencia. En estos casos se opta por la hormonoterapia, un tratamiento médico poco agresivo que la paciente debe tomar de por vida.

Hay casos en los que el cáncer puede no responder a este procedimiento. Si se trata además de una mujer de avanzada edad pluripatológica y no apta para cirugía ni quimioterapia, debe ser intervenida por el Servicio de Radiología mediante el tratamiento percutáneo.

Alternativas

Hay varias opciones de tratamiento percutáneo del cáncer de mama como son la ablación por radiofrecuencia o microondas y la extirpación mediante biopsia asistida por vacío (BAV), ambas guiadas con ecografía.

La primera alternativa es muy efectiva en la destrucción tumoral, pero requiere sedación al tratarse de un procedimiento doloroso. La BAV, pese a no ser tan efectiva como la anterior, es actualmente la técnica de elección en el manejo de estas pacientes.

Aun así, pueden quedar restos tumorales que hagan recurrir el carcinoma, generando a las pacientes importantes hematomas en el lecho de la extirpación. Por ello se ha trabajado en la crioblación, una técnica de destrucción tumoral por congelación que reúne todas las ventajas de los procedimientos anteriores. En este sentido, es tan efectivo en la destrucción tumoral como en la radiofrecuencia, y se puede realizar con anestesia local ya que no es muy doloroso. Además, las agujas utilizadas son más finas que las de la BAV, por lo que la posibilidad de sufrir hematomas importantes después del procedimiento es mucho menor.