El HUBU participa en un estudio para simplificar el diagnóstico de la apnea del sueño

Grupo de investigadores/DICYT
Grupo de investigadores / DICYT

Los investigadores han desarrollado un dispositivo simple y un algoritmo semiautomático que posibilita el diagnóstico y tratamiento de apneas en atención primaria

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Un estudio multicéntrico español, liderado por el CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) y el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, con participación del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), concluye que un dispositivo muy simple para establecer el diagnóstico y la gravedad de la enfermedad en los pacientes con sospecha de apneas del sueño y un algoritmo semiautomático para la decisión del tratamiento a aplicar podría ser usado en atención primaria con un menor coste para el sistema sanitario.

En los sistemas de salud, los médicos de atención primaria se hacen cargo de casos menos complejos o menos graves en patologías comunes -como el asma bronquial o la hipertensión- que los especialistas. La falta de una prueba de diagnóstico fácil para las apneas del sueño y la necesidad de una capacitación especializada para el proceso de elección de tratamiento han llevado a un papel más pasivo a los médicos de atención primaria.

Este artículo -publicado en la revista científica American Journal Respiratory and Critical Care Medicine de septiembre- demuestra que, por una parte, para una similar eficacia diagnóstica, el coste es sensiblemente inferior al de la polisomnografía (método de diagnóstico estándar realizado durante la noche en el hospital) y por otra que la decisión del tratamiento más adecuado es superponible al realizado mediante la polisomnografía en el hospital y especialistas en patología del sueño.

Por tanto, estos hallazgos abren la posibilidad de diagnosticar y tratar los pacientes con alta sospecha de apneas del sueño en atención primaria, que hasta el momento estaba vetado por la falta de una herramienta adecuada (efectiva y de fácil uso) y sobre todo un método para decidir el tratamiento que evite una formación similar al especialista en apneas de sueño. «Este protocolo de diagnóstico y decisión terapéutica simple y semiautomático, desarrollado por este grupo de investigación, podría generalizarse puesto que no precisa una formación extra ni consume más tiempo del habitual para los médicos de atención primaria siendo además menos costoso para el sistema sanitario que el manejo por el especialista» afirma Juan Fernando Masa, coordinador del estudio.

Sin embargo, este protocolo no es útil para todos los pacientes con sospecha de apneas del sueño, pero si para los pacientes que presentan una sospecha diagnóstica más alta, que supone aproximadamente la mitad de los pacientes no diagnosticados de esta frecuente enfermedad y también los casos más graves.

El síndrome de apneas durante el sueño se caracteriza por oclusiones repetidas de la faringe al dormir. El sueño deja de ser reparador y en consecuencia durante el día estos pacientes aquejan somnolencia. Las apneas de sueño favorecen la aparición de hipertensión arterial, enfermedades cardio y cerebrovasculares, accidentes de tráfico y mayor mortalidad. Es una enfermedad muy frecuente que afecta al 25% de los adultos y la mayoría están sin diagnosticar. Debido a que atención primaria no podía contribuir al diagnóstico, al menos en los casos menos complicados, la obligada atención hospitalaria enlentece y encarece el procedimiento de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Diagnóstico de las apneas del sueño

El método diagnóstico estándar es la Polisomnografía que registra variables neurológicas para identificar las fases del sueño y respiratorias para demostrar las apneas y sus repercusiones. Esta prueba requiere personal experto y vigilancia durante toda la noche. Consecuentemente, el coste es elevado y el volumen de pacientes que pueden ser diagnosticados es muy inferior al necesario. Por tanto, el acceso al diagnóstico es difícil, con largas listas de espera.

En la última década se han hecho grandes esfuerzos en investigación para intentar simplificar el diagnóstico. El dispositivo empleado en este estudio mide solamente la presión en la nariz determinado por la cantidad de aire que entra y sale del aparato respiratorio y la el grado de oxigenación durante el sueño. Un estudio anterior publicado en la revista científica «JAMA» demostró resultados similares, pero la capacitación intensiva para médicos de atención primaria limitaba su generalización.

Aunque los autores piensan que serán preciso más estudios en este campo, estos hallazgos abren la posibilidad de agilizar y abaratar el diagnóstico de una enfermedad que afecta a muchos millones de pacientes en todo el mundo, según ha informado la agencia DiCYT

 

Fotos

Vídeos