Parkinson Burgos inicia un programa de apoyo a enfermos entre 40 y 60 años

La presidenta de Parkinson, María Jesús Delgado, acompañada por el presidente de la Fundación Cajacirculo, Emilio de Angulo, y el director de Ibercaja en Burgos, La Rioja y Guadalajara, Jesús Les, firman el convenio de colaboración entre las tres entidades./CC
La presidenta de Parkinson, María Jesús Delgado, acompañada por el presidente de la Fundación Cajacirculo, Emilio de Angulo, y el director de Ibercaja en Burgos, La Rioja y Guadalajara, Jesús Les, firman el convenio de colaboración entre las tres entidades. / CC

Este programa garantizará el acceso a un diagnóstico precoz a los pacientes y a la ayuda de profesionales especializados

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La asociación Parkinson Burgos ha diseñado el proyecto 'Intervención integral en inicio temprano' con el objetivo de ayudar específicamente a los pacientes con edades comprendidas entre los 40 y 60 años.

Este programa garantizará el acceso a un diagnóstico precoz a los pacientes y a la ayuda de profesionales especializados en los campos de la Psicología o del Trabajo Social para que puedan confeccionar estrategias para aceptar y afrontar la enfermedad con una actitud constructiva.

Según ha explicado el terapeuta ocupacional de la entidad, David Hernández Lozano, uno de cada cinco enfermos de parkinson tiene menos de 60 años y es importante que, desde una edad temprana, vayan aceptando y dando a conocer su situación, tanto en el ámbito familiar como en el laboral, y puedan ir combatiendo con ejercicios futuros problemas que limiten su autonomía. Además, el programa incluirá el uso de las nuevas tecnologías para que el paciente mantenga un contacto más cercano con los profesionales de Parkinson Burgos.

Más información

El proyecto, que es pionero en España, también hará hincapié en desterrar bulos, informaciones falsas respecto a esta enfermedad y cualquier referencia a curaciones mediante técnicas pseudocientíficas. «Si ponemos parkison y tratamientos en Internet vemos que pone que hay una vacuna que lo cura, pero es mentira», ha agregado Hernández.

Por otro lado, Parkinson Burgos pretende «sacar del aislamiento» a estos enfermos y que los pacientes se conozcan entre sí. De hecho, este programa continuará la labor del grupo de asesoramiento creado hace un año con la misión de que los pacientes conozcan a personas en su misma situación y sepan «que no están solos». Actualmente, pasan puntualmente cada mes por las instalaciones de Parkinson Burgos unos doce enfermos menores de 60 años.

El tratamiento contará con la financiación de las Fundaciones Cajacírculo e Ibercaja, que han ratificado un convenio de colaboración con Parkinson Burgos por valor de 10.000 euros. Su presidenta, María Jesús Delgado, ha agradecido la aportación económica y ha explicado que los avances en la investigación han permitido prolongar la vida de los enfermos y reconocer antes sus síntomas. «Al diagnosticar antes la enfermedad las necesidades se han multiplicado», ha agregado.

«Un buen regalo de reyes»

Respecto a la nueva sede de Parkinson Burgos, Delgado ha manifestado que recibirán «un buen regalo de reyes», puesto que está previsto que reciban la obra en un mes y medio aproximadamente. Asimismo, ha recordado que será «un centro de referencia en Castilla y León».

Eso sí, ha declarado que «tendrán que seguir vendiendo ladrillos porque hay que pagar un crédito». «La sociedad burgalesa, sobre todo la gran empresa, no ha respondido como teníamos previsto», ha reiterado la presidenta de Parkinson Burgos, una entidad que atiende a 127 personas diarias y que tras la apertura de su nuevo local espera poder recibir a dos centenares.

 

Fotos

Vídeos