Sanidad defiende vetar la subida del precio de fármacos aunque no estén financiados

Una farmaceútica atiende en su establecimiento. /Mitxel Atrio
Una farmaceútica atiende en su establecimiento. / Mitxel Atrio

Los medicamentos afectados por el desabastecimiento es de 274, según el departamento de María Luisa Carcedo

D. R.
D. R.Madrid

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social defendió ayer el veto que puede ejercer a la subida de precios de los medicamentos aunque no estén subvencionados por el Sistema Nacional de salud (SNS). «Los medicamentos que se sacan de la financiación pública, en muchas ocasiones, sufren un incremento, en algunos casos, injustificado de precios», explicó la ministra María Luisa Carcedo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

«Hablamos de multiplicar por bastantes veces el precio del medicamento que tiene acordado con el Ministerio de Sanidad respecto al que se paga cuando se saca de la financiación», recalcó la titular de Sanidad después de que la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos rechazara la subida del precio de Fortasec. Carcedo insistió en que la subida es «injustificada» y se procedió al veto, por primera vez, de un medicamento -en este caso, un antidiarreico- que está fuera de la financiación del SNS.

El precio no es el único problema que el ministerio está teniendo con los productos sanitarios. La directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), María Jesús Lamas, se reunió ayer con todos los sectores para tratar el desabastecimiento de algunos fármacos en las boticas. Unas dificultades «globales» que se deben, principalmente a problemas de fabricación, de incrementos de los stocks o problemas de calidad. Según los datos presentados por la AEMPS al sector, de las 31.495 presentaciones de medicamentos autorizadas en España, 488 registran problemas de suministro.

Supone el 1,5% de los productos en distintos envases con el mismo principio activo y dosis. Al eliminar los medicamentos presentados en varias dosis y los 'sartanes' (una clase de medicamentos) retirados del mercado, la cifra de medicamentos afectados se reduce a 274.