Unicef alerta de que 115 millones de hombres se casaron cuando aún eran niños

Unicef alerta de que 115 millones de hombres se casaron cuando aún eran niños
Unicef

Unos 23 millones contrajeron matrimonio antes de cumplir los 15 años

EUROPA PRESS

El matrimonio infantil también es un problema que afecta a los niños, aunque en menor medida que a las niñas, según se desprende del primer análisis en profundidad sobre esta práctica centrado en los adolescentes varones casados realizado por el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef). Según la agencia de la ONU, alrededor de 115 millones de jóvenes y hombres de todo el mundo se casaron siendo menores de edad, mientras que uno de cada cinco de ellos lo hizo antes de cumplir 15 años, lo que representa un total de 23 millones.

El estudio, que se basa en datos de 82 países, revela que el matrimonio infantil entre adolescentes varones es frecuente en varios países del mundo, especialmente en África subsahariana, América Latina y el Caribe, y Asia oriental y el Pacífico.

La directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, ha denunciado que «el matrimonio deja a los niños sin infancia». «Los adolescentes varones casados se ven obligados a asumir responsabilidades de adultos para las que tal vez no estén preparados», ha subrayado.

Así, Fore ha puesto de relieve que «el matrimonio precoz trae consigo la paternidad precoz, y esto supone una presión adicional para mantener a la familia, reduciendo las oportunidades de educación y empleo».

El país con la mayor prevalencia en el matrimonio precoz entre los hombres es República Centroafricana con el 28%, seguido por Nicaragua con el 19% y Madagascar con el 13%.

Bodas infantiles

Según Unicef, las nuevas estimaciones elevan a 765 millones el número total de niños y niñas casados en el mundo, si bien ha dejado claro que las niñas siguen viéndose afectada de forma desproporcionada con respecto a sus iguales varones. Así, una de cada cinco mujeres de 20 a 24 años se casó antes de cumplir 18 años, mientras que en el caso de los hombres la cifra es de uno de cada 30.

La agencia de la ONU reconoce que aunque la prevalencia, las causas y los efectos del matrimonio precoz entre las niñas se han estudiado ampliamente, existen pocas investigaciones en lo que se refiere al matrimonio precoz entre los niños. En todo caso, quienes corren mayor riesgo de contraer matrimonio en la infancia provienen de los hogares más pobres, viven en zonas rurales y tienen poca o ninguna educación.

«Al conmemorar el 30 aniversario de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, debemos recordar que casar a los niños y niñas cuando aún son menores de edad es contrario a los derechos recogidos en la Convención», ha resaltado Fore, que ha defendido que «mediante una mayor investigación, inversión y empoderamiento podemos poner fin a esta violación de sus derechos».

Temas

Unicef, Onu, Sexo