MWC de Barcelona

Los 'hackers' acechan nuestro propio cuerpo

Una prótesis de brazo./Efe
Una prótesis de brazo. / Efe

Kaspersky Lab identifica varios problemas de seguridad desconocidos hasta ahora para usuarios de prótesis biónicas y ESET se apunta a la IA para luchar contra el cibercrimen

ISAAC ASENJOBarcelona

Hay episodios de 'Black Mirror' que parecerían una broma comparado con lo que se escucha en encuentros sobre ciberseguridad. Con aroma a serie de plataforma de pago, nos hablan de que nuestra seguridad está en riesgo. Sí, la de nuestro cuerpo también. En el marco del Mobile World Congress de Barcelona, multitud de empresas dedicadas a la ciberseguridad y combatir sus amenazas se han dado cita para abordar diferentes asuntos.

Kaspersky Lab ha desarrollado un evento en el que ha diseccionado asuntos sobre la tecnología biónica y seguridad en los dispositivos protésicos conectados. El mundo sigue asombrado con los avances en esta tecnología. Y no solo por las prótesis fabricadas con impresión en 3D, a las que hay que sumar las piezas corporales con inteligencia artificial o algunos microchips bajo la piel que permiten realizar acciones con un movimiento de mano. En el futuro puede que podamos implementar prótesis en nuestro cerebro para mejorar nuestra memoria.

Dispositivos que eliminan barreras físicas, mejoran la calidad de vida y ayudan a transformar la actitudes de las personas hacia la discapacidad. No obstante, a medida que más personas estén equipadas con prótesis conectadas, y los dispositivos en sí se vuelvan más avanzados, su ciberseguridad se antoja esencial. Porque las posibilidades que se abren con el hackeo del cuerpo propio son múltiples. «El Internet de las cosas es un desastre de vulnerabilidades», afirma Sergey Kravchenko durante el evento.

El equipo de Kaspersky ha demostrado que las webs que administran los datos que recogen las prótesis conectadas pueden recibir ataques, aunque de momento no puedan afectar al movimiento de esas prótesis ya que éstas no reciben datos, por ahora se limitan a enviarlos.

Los analistas, en colaboración con Motorica, han realizado una evaluación de ciberseguridad de un software experimental para una mano protésica digital, desarrollada por la startup rusa. La solución consiste en un sistema cloud remoto, una interfaz para la monitorización del estado de todos los dispositivos biomecánicos registrados. También proporciona a otros desarrolladores un conjunto de herramientas para el análisis de las condiciones técnicas de varios dispositivos, como sillas de ruedas inteligentes, manos y pies artificiales.

Kaspersky

El estudio identificó varios problemas de seguridad. Estos incluyen conexión http insegura, operaciones de cuenta incorrectas y validación de acceso insuficiente. Cuando está en uso, la mano protésica transmite datos al sistema cloud. Debido a las brechas de seguridad, un ciberatacante podría llegar a obtener acceso a la información disponible en la nube de todas las cuentas conectadas (incluidas credenciales de acceso y contraseñas en texto sin formato de todos los dispositivos protésicos y sus administradores), manipular, agregar o eliminar dicha información.

La tecnología ya no sólo está alrededor de nosotros, sino que empieza a estar dentro de nosotros

«Las nuevas tecnologías nos están llevando a todo un nuevo mundo en lo que se refiere a dispositivos biónicos. Para los desarrolladores es de vital importancia colaborar con los proveedores de soluciones de ciberseguridad, haciendo que hipotéticos ataques contra el cuerpo humano sean imposibles», afirma Ilya Chekh, CEO de Motorica.

Inteligencia artificial contra el cibercrimen

Una de las tendencias en la ciberseguridad para este año es sin duda la inteligencia artificial Será en forma de algoritmos programados para optimizar la toma de decisiones y la ejecución de acciones y se vulnerará para favorecer los intereses de los atacantes y comprometer la actividad de las empresas o las personas. Al carro de esta tecnología se ha apuntado ESET, quien a través de la IA luchará contra el cibercrimen. Aunque como todo, tiene sus pros y sus contras. Debido a que las personas dependen cada vez más del mundo digital y eso hace que se enfrenten a nuevas modalidades de riesgo, el fabricante de software de seguridad alerta en Barcelona de que al igual que ocurre con cualquier innovación, «los delincuentes también aprovecharán la IA para atentar contra víctimas específicas y para conseguir información de gran valor, para buscar vulnerabilidades o para protegerse de 'botnets' o infraestructuras secuestradas», cuenta el experto Juraj Janosik.

«La Inteligencia Artificial es, sin duda, uno de los temas candentes en la industria», afirma Tony Anscombe, investigador en ESET. «Hemos asistido a una multitud de escenarios en los que los ciberdelincuentes podrían estar utilizando esta tecnología para avanzar en sus objetivos, por lo que entender cómo operan los criminales es fundamental para desplegar las mejores defensas mediante el uso de algoritmos fuertes y sofisticados».

La experiencia de ESET en el sector de la ciberseguridad le ha permitido contar con un motor robusto y resistente y que está incorporado en todas sus soluciones.

Más información del MWC