¿Son seguros los coches autónomos? | BURGOSconecta

¿Son seguros los coches autónomos?

Un coche habilitado como vehículo autónomo en las calles de Phoenix, EE UU:/Reuters
Un coche habilitado como vehículo autónomo en las calles de Phoenix, EE UU: / Reuters

En España la DGT y la empresa Mobileye se han unido para llevar la alta tecnología a las carreteras y preparar el desembarco de los vehículos sin conductor

JOSÉ A. GONZÁLEZMadrid

Las pruebas de coches autónomos no cesan. A pesar de incidentes como el de ayer en Arizona (EE UU) en el que un vehículo de Uber atropelló mortalmente a una mujer, los analistas de Credit Suisse prevén que en 2040, el 14% de los coches nuevos serán de conducción autónoma total o casi total (nivel 4 o 5), y un tercio de las ventas serán de coches semiautónomos. Sin embargo, no hay que irse muy lejos en el tiempo para ver circular este tipo de vehículo y tampoco hay que coger un avión para cruzarse con uno de ellos en las carreteras.

El 23 de noviembre de 2015, el grupo PSA se convirtió en el primer fabricante en circular por carreteras españolas con un vehículo 100% autónomo. Y es que España se ha convertido en un gran banco de pruebas para esta nueva tecnología que se espera su llegada para 2020. «España es un campo de pruebas perfecto, existen todas las condiciones climáticas posibles», señala a este diario Elías Izquierdo, responsable de Mobileye en España.

Más información

Precisamente esta filial de Intel y la Dirección General de Tráfico (DGT) han escogido el coche autónomo como el vehículo ideal para mejorar la seguridad vial y prepararse para un futuro sin conductores al volante. «Este acuerdo de colaboración nos permite entender y situar mejor a España en una posición líder para los cambios y las oportunidades a las que nos estamos enfrentando en cuanto a seguridad vial y movilidad», explica el subdirector general de gestión de movilidad de la DGT, Jaime Moreno. «En Estados Unidos hay mucho interés por este proyecto», comenta también Izquierdo.

Este plan anunciado a principios de año -y que está en la fase de selección de 'partners'- busca la creación de un mapa que permita que un coche autónomo lo lea. Para la confección de este gran Google Maps de vías y señales, Mobileye pone a disposición de la DGT su servicio de Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS) y la tecnología REM (Road Experience Managment.

Este servicio permite la creación de un mapa total «para una autonomía total», señala Mobileye. Para su diseño es necesaria una flota de vehículos, que en el caso de una gran ciudad debería rondar los 5.000, equipados con las cámaras de la compañía y en segundo lugar un servidor para alojar estos datos. «El nuevo sistema que se está empleando y que están usando los fabricantes va a llegar en dos o tres años a los vehículos de serie», destaca el responsable de Mobileye España.

En la actualidad, los sistemas de seguridad o de ayuda a la conducción están basados en sensores como el radar o LIDAR, dos sistemas de medición y detección de objetos mediante láser. Los rayos láser que se emiten impactan sobre los objetos, rebotan y que vuelven reflejados. «El objetivo es que cuando llegue este dispositivo conectado consiga que ADAS trabaje sobre un mapa y permita que cuando ADAS ‘no vea’ trabaje sobre un mapa», señala Izquierdo.

Mapas que dibujan el recorrido

Para el futuro mapeado de las ciudades españolas, por el momento «España tiene comprometido uno y veremos si se consigue mapear todo el país, contará con plano segmentado con toda la información que recojan las cámaras de las flotas que grabarán toda la información de las vías. Se recopilarán señales, semáforos, líneas de la carretera e, incluso, carteles», detalla Izquierdo. Con estos datos, el coche autónomo podrá geoposicionarse mediante triangulación y si, por ejemplo, ha nevado y el sistema no consigue ver las líneas, «gracias al mapa sabrá el recorrido de la carretera». «Hay 13 marcas que ya han llegado a acuerdo con nosotros y podrían venir a España como campo de pruebas y desarrollar aquí toda la tecnología», añade.

Uno de esos proyectos apunta a Barcelona como destinatario. El ayuntamiento de la Ciudad Condal ya ha incorporado la última generación de sensores Mobileye y el análisis de datos en sus autobuses municipales, «Barcelona pretende ser una ciudad pionera en la prevención de accidentes, con la esperanza de servir de ejemplo para otros», señala Mobileye en su web.

Con este matrimonio, los datos recopilados serán analizados por la DGT y otros organismos con el fin de preparar las carreteras españolas para vehículos semiautónomos y autónomos. Además, los datos obtenidos se utilizarán en otros proyectos de investigación y desarrollo para explorar nuevas formas de mejorar la seguridad vial.

El acuerdo Mobileye-DGT es pionero en Europa y los fabricantes y tecnológicas dirigen sus miradas a las autovías españolas libres de regulación asfixiante para la conducción autónoma. El rechazo en 1968 a la convención de Viena, que define a un vehículo como el conjunto entre coche y conductor, permite a España en poner en funcionamiento un automóvil sin acción directa del conductor 600 kilómetros.

Un marco normativo que ya ha provocado las quejas de otros estados miembros de la Unión Europea, que no pueden desarrollar una tecnología que debería entrar en vigor en muy pocos años.

Objetivo Cero

Según un estudio del organismo público, la incorporación de esta tecnología a la flota de vehículos española podría haber evitado o mitigado 4.000 atropellos en el último año, además de haber reducido un 54% los accidentes por colisión frontal y disminuido 19.000 siniestros relacionados con salidas involuntarias de carril

Como parte del proyecto 'Visión Cero', que busca llegar a cero muertes y heridos graves en las carreteras españolas, la DGT y Mobileye impulsarán la aplicación de la última tecnología a la seguridad de conductores, peatones y ciclistas.

Imagen del vídeo captado por un coche autónomo de Google.
Imagen del vídeo captado por un coche autónomo de Google. / Reuters

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos