35.000 personas, deslumbradas por la Catedral en la Noche Blanca

La fachada de Santa María ofreció multitud de caras/IAC
La fachada de Santa María ofreció multitud de caras / IAC

La proyección diseñada por la compañía francesa Ad Lib Créations fue la estrella de la noche con trece sesiones del primer capítulo de una trilogía en torno al VIII Centenario de la Catedral

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

No pudo ser más protagonista de la Noche Blanca. El video mapping de la Catedral registró alrededor de 35.000 espectadores, según los datos registrados por el Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMCyT). La compañía francesa Ad Lib Crèations, con un trabajo de Christian Gimat, ofreció lo mejor de sí misma y deslumbró a los burgaleses, que tuvieron la oportunidad de visitar el espectáculo proyectado sobre la facha de Santa María.

Fueron trece las sesiones ofrecidas y en cada una de ellas entraban 2.600 personas. Este año ha sido fácil contabilizar el público que ha asistido al plato estrella de la Noche Blanca, dado que se dispuso de seguridad y Protección Civil que se encargaron de permitir la entrada al número máximo establecido por sesión, así como de facilitar la salida del público por alguna de las tres salidas habilitadas.

Fueron 240 minutos de espectáculo que, teniendo en cuenta que se proyectaba cada 20 minutos, porque el espectáculo tenía una duración diez minutos y se daban otros diez para la salida y entrada de nuevos espectadores, permitió que se celebrasen trece proyecciones. Aunque en esta fórmula el número resultante es 33.800, hay que tener en cuenta que en la escalinata de la Plaza de Santa María y en el mirador también se agolparon un importante número de personas que, a buen seguro, superó las 35.000.

Con estos datos, calificados de «excelentes» por el concejal de Festejos, José Antonio Antón, se cerró el primer capítulo de una trilogía que conmemora el VIII centenario de la Catedral. También hay que destacar que para que este año el video mapping haya tenido un mejor resultado, el presupuesto destinado ha sido mayor, ascendiendo a los 21.000 euros. La cifra es 8.000 euros superior a la de la pasada edición de la Noche Blanca, en la que no participó la compañía francesa.

En 2011, en plena candidatura a la Capitalidad Europea de la Cultura, el Ayuntamiento llegó a invertir 260.000 euros en la Noche Blanca

Pero, en lo que ha presupuesto se refiere, también es necesario ponderar la programación con su coste. Y es que, en 2011, en plena candidatura a la Capitalidad Europea de la Cultura, el Ayuntamiento llegó a invertir 260.000 euros en la Noche Blanca. Sin embargo, en la reciente edición, el presupuesto se ha cerrado en 91.000 euros y el concejal de Festejos se conforma con contar en 2019 con la misma cifra.

No en vano, Antón se encuentra cómodo con el giro que ha dado la Noche Blanca, apostando de manera directa por la producción cultural local y sacándola la contratación de las producciones a oferta pública. Con pequeños contratos se fomenta la creación burgalesa y la programación sirve de reclamo para otras citas, destaca el edil. Es por esto que, aunque reconoce que lo más destacado de la noche fue el video mapping de la Catedral, las 166 propuestas restantes, instaladas hasta en 84 lugares de la ciudad hacen que la Noche Blanca siga siendo un referente de la cultura.

Más información

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos