Andando Burgos afirma que la Avenida de la Universidad «margina» al peatón

Imagen de las deficiencias detectadas/Andando Burgos
Imagen de las deficiencias detectadas / Andando Burgos

Critica el diseño de la conexión entre Hospital del Rey y Valentín Niño pues interrumpe la trayectoria natural, interpone zonas ajardinadas y presenta desniveles

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Cuando la nueva Avenida de la Universidad está a punto de completarse, con la puesta en servicio mañana mismo del último tramo pendiente, la conexión con la Avenida Valentín Niño, la asociación Andando Burgos pone de manfiesto fallos en el diseño que «marginan al peatón». Y es que, a su juicio, la infraestructura se ha pensado más para la tránsito de vehículos que para el paso de viandantes, y eso que comunica dos áreas importantes de la ciudad con déficit de permeabilidad.

Así, Andando Burgos afirma que el vial entre el Hospital del Rey y Valentín Niño obliga a los peatones a realizar recorridos más largos de lo deseables, con itinerarios «truncados innecesariamente por espacios ajardinados, mal dispuestos«. Y eso tendrá como consecuencia, avisan, que los peatones atajen por el césped, creando sus propios itinerarios, rectos y sin rodeos.

Más información

A modo de ejemplo, la asociación señala la intersección con la Avenida Costa Rica, junto al edificio de Las Rebolledas, en la que un espacio ajardinado interrumpe el paso natural de los peatones, y lo mismo ocurre frente al edificio de la Universidad de Burgos, en la rotonda de Luis Morcillo. Andando Burgos propone una reinterpretación de los jardines, con pasos nuevos para petaones.

Otra de las críticas pasa por la existencia de pendientes de excesiva inclinación, sin ningún tipo de pasamanos que facilite el tránsito de los viandantes, o la organización de los cruces teniendo en cuenta únicamente la circulación de vehículos, y forzando las trayectorias de los peatones, como ocurre en el cruce del Hospital del Rey.

A todo esto se suma la falta de arbolado o mobiliario urbano que mejoren los desplazamientos a pie, y se han detectado algunos desperfectos en el pavimento. La asociación insiste en que «cuando se habla de conectar no se puede solo pensar en los coches» y hay que tener en cuenta que las infraestructuras también sirven para otros medios de transporte más sostenibles y los pasos a pie.