La Asociación de Amigos del Camino de Santiago lleva una década pidiendo más seguridad donde murió el peregrino alemán

Un peregrino transita por la carretera del puente/IAC
Un peregrino transita por la carretera del puente / IAC

El puente de acceso a Villafría es uno de varios puntos que la Asociación lleva reclamando que se hagan más accesibles, humanos y seguros

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Las causas que llevaron este viernes a un peregrino alemán a caer por el hueco que queda en el puente sobre el ferrocarril en Villafría aún se desconocen. Sin embargo, ese punto había sido señalado por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, que vela por el buen uso y mejora de trazado, quien llevaba una década reclamando un andadero. Tampoco esto ubiera garantizado otro desenlace para el peregrino alemán de 76 años que falleció este viernes en extrañas circunstancias.

Sin embargo, una zona «más humana, accesible y segura» sobre ese puente que salva las vías en Villafría sí podría haber facilitado el tránsito del malogrado peregrino y del resto de miles de caminantes que lo atraviesan cada año. Ese punto, en el que conviven peregrinos y vehículos, es de especial tensión, dada la alta velocidad por la que transitan los coches, a pesar de las curvas que existen antes de acceder al puente.

Más información

El receptor de esa petición que desde la Asociación consideran «histórica» es la Diputación, dado que se trata de una carretera provincial. Sin embargo, ni ese punto, ni otros como el tramo entre Hontanas y Castrojeríz, Agés y Atapuerca, Tardajos y Rabé o Castrojeriz y Hontanas han recibido mejoras.

Lo mismo ocurre con la demanda de la señalización, especialmente en los puntos de acceso a la ciudad de Burgos. La Asociación de Amigos del Camino de Santiago llevan años pidiendo una mejora y uniformidad de señalética en un trazado que recuerdan es Patrimonio de la Humanidad.

Sin explicación

Por otro lado, el presidente de la Asociación, Jesús Aguirre, considera que lo ocurrido con el peregrino alemán «es muy extraño» porque en ese punto un peregrino sigue su camino sin detenerse justo en el único punto por el que puede caer. Si bien, Aguirre no recuerda desde cuando ese extremo por el que pudo haber caído el peregrino está sin un vallado como el resto del puente.

Además, en los albergues no tienen noticias de quién podía ser el peregrino, ni tampoco de si iba acompañado o si había personas que pudieran haber compartido con él parte del camino. No obstante, este lunes, la Asociación se reunirá para hablar de este suceso. Además, esta tarde, en la misa del peregrino que se celebra en la Catedral recordarán a un caminante que no pudo alcanzar Santiago.