El Ayuntamiento solicitará ayuda institucional para financiar el nuevo Mercado Norte

Imagen del diseño del Mercado Norte/BC
Imagen del diseño del Mercado Norte / BC

Se pedirá la colaboración del Gobierno y la Junta, como ya se hizo con el Mercado Sur, para sufragar los entre 10 y 15 millones que costará el proyecto | Las obras no arrancarán hasta 2021

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La construción del nuevo Mercado Norte supondrá un «esfuerzo importante» para las arcas municipales, de ahí que el Ayuntamiento de Burgos vaya a solicitar la colaboración económica del Gobierno central y la Junta de Castilla y León, siguiendo el modelo desarrollado cuando se levantó el Mercado Sur. «No vamos a parar» hasta conseguir esa ayuda, ha afirmado el alcalde, Javier Lacalle.

«Se pedirá expresamente la colaboración de terceros», pues si bien el proyecto está impulsado por el Ayuntamiento «debe ser asumido con otras administraciones». Y es que estamos hablando de una inversión entre los 10 y los 15 millones, que se concretará una vez se disponga del proyecto definitivo, del que se encargan los estudios de arquitectura AU Arquitectos y AJR Arquitectura, ganadores del concurso de ideas.

Esta misma mañana se ha firmado el contrato para la redacción del proyecto y, así, se arranca con la tramitación. Para finales de mayo deberá presentarse un estudio «en profundidad», que incluirá dos catas arqueológicas. Simultáneamente se elaborará el estudio de detalle, que tendrá que presentarse en verano para aprobarse, inicialmente, en septiembre.

Más información

Del estudio de detalle dependen el proyecto de demolición del actual Mercado Norte y los proyectos básicos y de ejecución del nuevo edificio, que pondrán negro sobre blanco el diseño ideado por el estudio de arquitectura, que apuesta por un Mercado Norte abierto a la plaza de Hortelanos, solucionando el problema urbanístico que viene sufriendo desde hace décadas esa zona de la ciudad,y soterrando los aparcamientos.

Las obras, para 2021

El alcalde se muestra muy cauto a la hora de hablar de plazos y aventura que el nuevo Mercado Norte no estará operativo hasta dentro de cinco o seis años, pues la tramitación administrativa pendiente es compleja y, además, la obra es de envergadura. Sería «razonable», ha asegurado, que el traslado de los concesionarios tuviese lugar a finales de 2020, con reubicación en un mercado provisional en la Plaza de España.

Esa instalación vendrá a costar unos 600.000 euros y dará cobijo a unos 30 comerciantes, concesionarios del mercado de abastos. Los actuales locales habrán perdido la concesión para entonces, estiman en el Ayuntamiento, y esos no irán al mercado provisional. Además, están estudiando cómo gestionar las concesiones de los locales exteriores, que podrían pasar al régimen de alquiler.

Para principios de 2021 está previsto que se inicien las obras, con la demolición del edificio actual, y a continuación se construirá la nueva dotación. Contará con una planta baja en la que se ubicará el mercado de abastos, completado por una línea de pequeños comercios con salida a la Plaza de España. En planta sótano se ubicará su supermercado, además de la zona de carga y descarga, a la que se accederá mediante una rampa desde el lateral de San Lesmes. Y el edificio se completará con unas plantas superiores para usos municipales.