El nuevo Mercado Norte integrará la Plaza de Hortelanos como espacio comercial «vivo»

El proyecto ganador se ha presentado esta mañana/PCR
El proyecto ganador se ha presentado esta mañana / PCR

El proyecto apuesta por el concepto de mercado histórico, pero moderno y autosuficiente

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

De Mercado Norte a Plaza Cubierta. El proyecto ganador del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento de Burgos para remodelar el mercado de abastos de la Plaza de España plantea una revisión integral del concepto, con una propuesta de mercado «heredera de los mercados históricos», aunque moderna y autosuficiente en términos energético, que integrará la Plaza de Hortelanos dontándola de vida comercial.

El proyecto capitaneado por Félix Escribano (AU Arquitectos) ha sido el vencedor y contará con una planta baja en la que se ubicará el mercado de abastos, completado por una línea de pequeños comercios con salida a la Plaza de España. En planta sótano se ubicará su supermercado, además de la zona de carga y descarga, a la que se accederá mediante una rampa desde el lateral de San Lesmes. Y el edificio se completará con unas plantas superiores para usos municipales.

Imagen del proyecto del nuevo Mercado Norte / BC

Los aparcamientos de la Plaza de Hortelanos también se eliminarán, pasando a subterráneo, de modo que la plaza quedará integrada en la vida del mercado de abastos, como una gran plaza pública cubiertas. Y es que la estética del nuevo edificio va en esa línea, es «heredera del mercado histórico», ha explicado Escribano, con una estructura metálica ligenera dotada de un espacio conmercial «con vida».

Se liberan los entornos y, en base a esa estructura metálica abierta, en la Plaza de Hortelanos el mercado estará casi en la calle, invitando al paseante a entrar en las nuevas dependencias. Así se integra ese espacio de la ciudad junto con la Plaza de España, en la confluencia de la ciudad amurallada y la ciudad moderna del ensanche, ha explicado el arquitecto. Además, el nuevo edificio es autosuficiente, una característica que se ha valorado de manera especial por parte del jurado seleccionador.

En cinco años

El proyecto ganador presenta también una solución al mercado provisional, que quedaría instalado en la Plaza de España. La propuesta pasa por aprovechar los pórticos de hormigón actuales para ubicar los puestos del mercado, con una estructura «efímera» que tenga acceso por la plaza, dejando la parte trasera para carga y descargar. Ahí tendrán que ubicarse los comerciantes durante el tiempo que dure la intervención, que no estará finalizada antes de 2023.

Una vez resuelto el concurso de ideas, por 314.000 euros (más 10.000 de premio), el estudio de arquitectura tendrá que redactar el proyecto, lo que llevará entre 16 y 18 meses. Para mediados de 2020, el documento estará ya elaborado y se deberá incluir partida presupuestaria en 2021 para licitar las obras, ha calculado la concejal de Comercio, Carolina Blasco, así que antes de 2023 no habrá nuevo Mercado Norte en Burgos.

Más información