El alcalde se ampara en el Coliseum para responder a las críticas contra El Plantío

Estadio Municipal El Plantío/Gabriel de la Iglesia
Estadio Municipal El Plantío / Gabriel de la Iglesia

El primer edil niega que el coste de El Plantío vaya a elevarse hasta los 7 millones de euros y hace hincapié en que la fachada se realizará mediante un modificado y no un proyecto complementario

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, se muestra muy orgulloso de sus decisiones respecto de la conversión de la Plaza de Toros en el espacio multiusos que es hoy el Coliseum Burgos. Así lo ha manifestado esta mañana, durante su presentación al alcalde de Las Rozas (Madrid), José de la Uz. «Tenemos una de las mejores instalaciones deportivas que existen en España», ha defendido ante las críticas de la oposición por el sobrecoste de El Plantío, un proyecto que el propio alcalde ha comparado con el del Coliseum.

«A alguno sé que estas cosas bonitas de transformación de la ciudad les molestan. Qué les voy a comentar de las tortas políticas que me dieron sobre el Coliseum y hoy estamos todos encantados», ha asegurado. Para Lacalle, «el estado del campo era manifiestamente mejorable» y de ahí que el Ayuntamiento haya decidido realizar un proyecto de renovación.

Sin embargo, el proyecto está trayendo numerosas críticas por parte de la oposición, ante las que Lacalle se defiende: «El otro día negué por completo que habría ninguna actuación complementaria y me reafirmo en ello. No va a haber ningún proyecto complementario». Y ha añadido: «Va a ser la solución técnica planteada en su día con los ajustes oportunos desde el punto de vista de seguridad para los aficionados».

En cuanto a si costará más de lo inicialmente presupuestado, el primer edil ha pasado la pelota, indicando que tendrán que ser los servicios técnicos quienes lo determinen. No obstante, Lacalle ha reiterado su negativa ante las afirmaciones de la oposición. «Niego rotundamente que vaya a existir un proyecto complementario que ascienda un 30% el presupuesto».

Más información

Por último, el alcalde ha pedido rigor, al tiempo que apuntaba al momento electoral que vivimos para desacreditar. «Aquí todo vale para desacreditar proyectos», ha criticado.