El Ayuntamiento de Burgos se adapta a la Ley de Memoria Histórica

Imagen del Ayuntamiento de Burgos/BC
Imagen del Ayuntamiento de Burgos / BC

CGT consigue que se modifique en la página web municipal la referencia al papel jugado por Burgos durante la Guerra Civil y el Franquismo, eliminado elementos de «enaltecimiento»

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Ayuntamiento de Burgos da un paso más en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y, tras comprometer la retirada de la inscripción dedicada a Primo de Rivera de la Catedral de Burgos, ahora ha procedido a modificar el texto que hace referencia al papel que jugó Burgos durante la Guerra Civil y el Franquismo, dentro del relato histórico de la ciudad.

Según informa el sindicato CGT, a petición propia, en la página web municipal se han cambiado algunas de las expresiones y el relato sobre la participación de Burgos en los acontecimientos históricos vinculados a la Ley de Memoria Histórica, eliminando elementos de «enaltecimiento» y argumentos esgrimidos por los sublevados para legitimar primero la contienda y después la dictadura.

Así, en el texto anterior se recogía que «La guerra civil de 1936-39 puso a Burgos en una especial coyuntura tal vez única entre las ciudades de España, Burgos albergó desde el primer momento al Gobierno Nacional, desde la primitiva Junta de Defensa, hasta la elevación del generalísimo Franco como Jefe del Estado y las negociaciones de paz de los enviados de Besterio (sic), en Febrero de 1939«.

Una explicación que recoge un «lenguaje enaltecedor», apuntan desde el sindicato, que «precisamente acuñaron los golpistas, aplicando el tratamiento de 'generalísimo' al que fue el dictador». También recuerda CGT que el 'Gobierno Nacional' fue la continuación de la Junta de Defensa, con el que se intentó «dar legitimidad al golpe de Estado».

«Cierto es que la ciudad de Burgos estuvo en el centro de aquellos horrendos acontecimientos históricos y no se debe de olvidar, pero en ningún caso se pueden utilizar las mismas palabras, los mismos argumentos que se dieron a lo largo de décadas de dictadura, pues de este modo sólo se consigue normalizarla y equipararla con un estado democrático«, insiste el sindicato.

De ahí que CGT remitiese al alcalde Daniel de la Rosa, el pasado 23 de julio, una carta solicitando la corrección del párrago, y la petición ha sido aceptada. El texto se ha sustituido por el siguiente: «La guerra civil de 1936-39 puso a Burgos en una especial coyuntura, al establecerse aquí el embrión de las estructuras administrativas de los sublevados: inicialmente la Junta de Defensa Nacional, sustituida por la Junta Técnica del Estado tras la proclamación de Franco como Jefe del Estado el 1º de octubre, y en 1938 el primer Gobierno del «Nuevo Estado» bajo su presidencia. El último parte de guerra anunciando que «la guerra ha terminado», firmado por Franco, se emitió desde Burgos el 1º de abril de 1939.«

«Un paso más para que la ciudad de Burgos, que durante décadas y hasta la actualidad es conocida internacionalmente por 'el Gobierno de Burgos', que dio continuidad al golpe de Estado e inició la dictadura de Francisco Franco (que empezó matando y terminó matando), se desligue de la barbarie, y que aunque no pueda cambiar la historia, por lo menos no legitime a los golpistas«, afirma el sindicato.

Más información