El Ayuntamiento financiará la retirada de la inscripción de Primo de Rivera de la Catedral de Burgos

El regidor y el arzobispo se han reunido en el Palacio Arzobispal/AIA
El regidor y el arzobispo se han reunido en el Palacio Arzobispal / AIA

El regidor Daniel de la Rosa ha anunciado que se realizará un proyecto desde el área de urbanismo

ELSA IBEAS

Daniel de la Rosa ha anunciado que se está preparando un proyecto desde el área de urbanismo del Ayuntamiento para financiar en su totalidad la retirada de la inscripción de José Antonio Primo de Rivera que se encuentra en la fachada de la escalera de la Puerta del Sarmental en la Catedral. El Ayuntamiento es el promotor de este proyecto que posteriormente, tendrá que trasladar al Cabildo para que pueda dar su autorización.

Daniel de la Rosa ha hecho estas declaraciones al visitar por primera vez al arzobispo en calidad de alcalde de la ciudad este martes en el Palacio Arzobispal. El nuevo regidor se ha reunido con el arzobispo, Fidel Herráez, al que ha agradecido su invitación.

Además, respecto a la retirada del Cristo del Salón de Plenos del Ayuntamiento, De la Rosa ha asegurado que esta «no se va a hacer efectiva por el momento, ya que, aunque es un tema importante, no es una prioridad para estos primeros meses».

Asimismo, también ha informado que el Ayuntamiento continuará colaborando mano a mano con la Fundación VIII Centenario de la Catedral. El alcalde ha explicado que se aumentará el presupuesto para el año 2021, que este año está fijado en 500.000€.

Aprovechando su visita a la Casa de la Iglesia, el regidor se ha pronunciado al respecto de su participación el los actos religiosos. Ha asegurado que participará en aquellos que considere importantes a nivel social, como lo hizo el día del Curpillos, que es, en su opinión, el acto más querido en nuestra ciudad. Por lo tanto, ha anunciado que no va a renunciar a algunas celebraciones religiosas como la misa del patrón de San Lesmes o la de Nuestra Señora La Mayor en la Catedral de Burgos.

Para finalizar, ambos se han mostrado conciliadores en este primer encuentro en el que se han tendido la mano, «para caminar juntos por el bien de la ciudad».