La conexión de La Puebla y San Lesmes vuelve a sufrir retrasos

El proyecto incluye abrir una calle de conexión entre La Puebla y San Lesmes. /Patricia Carro
El proyecto incluye abrir una calle de conexión entre La Puebla y San Lesmes. / Patricia Carro

La tramitación que permitirá convertir la antigua Comandancia de Obras en un edificio al servicio de los jubilados debe volver a ser revisado

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

El proyecto para la construcción de un centro de atención e información de la Seguridad Social en la calle La Puebla, en las antiguas dependencias de la Comandancia de Obras, con la consiguiente apertura de una conexión con la calle San Lesmes vuelve a sufrir un retraso. La portavoz del equipo de Gobierno local del Ayuntamiento de Burgos, Carolina Blasco, ha anunciado que «la relación definitiva de los bienes y derechos a expropiar a los propietarios que conforman la junta de compensación ha sido objeto de varios recursos y se ha detectado que las superficies no estaban bien definidas».

Al no estar bien definidas las superficies es necesario proceder a la revisión de oficio de los acuerdos de la Junta de Gobierno donde se definían esas actuaciones y declarar la nulidad de las actuaciones anteriores. «Una vez que se declare la nulidad de estas actuaciones se estará en situación de dar una solución definitva a este sector tan demandado», ha asegurado Blasco.

Desde la Seguridad Social hace tiempo que se ha manifestado su molestia con el Ayuntamiento de Burgos por el bloqueo a este proyecto. En una visita reciente a la capital burgalesa, Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social, pidió al Ayuntamiento algún paso para «acabar con la ristra de obstáculos» en la gestión del proyecto. Una intervención que lleva años coleando, con origen en el convenio suscrito en 2006 entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Defensa, y que ahora estaría «amenazado», según la opinión de Granado.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos también ha autorizado el incremento adicional de un 0,3% de la masa salarial para mejorar el salario de los trabajadores laborales, no los funcionarios. Estos fueron los que más retribuciones habían perdido cuando en el año 2010 a todos los empleados municipales se les redujeron sus retribuciones. A los laborales se les aplicó un 5% de reducción líneal. Supondrá unos 850 euros en su nómina de diciembre de este año.

Mercado G-9

La próxima semana se adjudicarán las obras que van a transformar el Mercado G-9 a la mercantil Parque Norte Infraestructuras. La propuesta de esta mercantil incluye que las obras se puedan desarrollar simultáneamente manteniendo la actividad del mercado, lo que se contemplaba dentro del pliego. El precio de adjudicación definitivo ha sido de 1.200.000 euros, con una baja del 0,05%. La ejecución tiene previsto un plazo de 14 meses y se espera que los trabajos comiencen en marzo.