Gómez pide menos «injerencias políticas» en los distritos y más capacidad de decisión sobre inversiones

Fernando Gómez/PCR
Fernando Gómez / PCR

El concejal no adscrito critica intentos de controlar el Distrito Este e insiste en que está cundiendo el «desánimo» entre los miembros de las Juntas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El concejal no adscrito Fernando Gómez, en calidad de presidente del Distrito Este, reclama menos «injerencias políticas» en el funcionamiento ordinario de los distritos, y que se les deje libertad para trabajar, garantizando además que las juntas de distrito puedan realizar propuestas para incluirlas entre las inversiones de 2019.

Tras un par de reuniones en el Distrito Este, Gómez ha detectado ciertas carencias o necesidasdes, empezando por falta de información y formación de los miembros de la Junta de Distrito. Como ocurrió en el pasado Pleno municipal, cuando se aprobó instar a la Junta para que construya un centro de día en el Distrito Este, el Equipo de Gobierno o los grupos políticos impulsan propuestas que afectan a los distritos sin tener en cuenta su opinión, y ni siquiera les comunican sus intenciones.

Esta forma de actuar está «vaciando de contenido» los distritos, aunque sean de reciente creación, y además contraviene lo recogido en el reglamento de funcionamiento, pues se supone que los distritos tendrían capacidad para tomar decisiones sobre inversiones en sus respectivos territorios.

Por ese motivo, Gómez reclama que la existencia de los distritos tenga un «nítido reflejo» en los presupuestos municipales, comenzando por 2019, y que se reserven partidas de inversión que se puedan gestionar desde las juntas. Asimismo, el concejal no adscrito exige menos «injerencia política», después de que el PSOE tratase de imponer el debate sobre el futuro del Parque de Artillería en las reuniones del Distrito Este, cuando el espacio queda fuera de los límites del distrito.

La actitud del PSOE fue «una clara injerencia» y hace «flaco favor» a la participación ciudadana. Además, evidencia otra de las carencias del modelo, la falta de un «mínimo» protocolo de actuación. En las juntas de distrito se desconocen cuál son las competencias, cómo realizar las convocatorias, sobre qué se pueden tomar decisiones, cómo comunicarlas al Ayuntamiento... No existe un procedimiento homogéneo, y falta formación e información para los miembros.

De ahí que Fernando Gómez haya asegurado que está cundiendo el «desánimo» entre los mismos, y pida atajar estas carencias cuanto antes. También habilitar sedes permanentes para los distritos, y no solo para las reuniones periódicoas, y dotarlos de medios humanos y materiales. De lo contrario, los distritos no podrán cumplir con los objetivos para los que fueron creados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos