La intervención en el arroyo de Villatoro, a la espera de CHD y del presupuesto 2018

El barrio lleva años sufriendo problemas de filtraciones y grietas en sus edificios/BurgosConecta
El barrio lleva años sufriendo problemas de filtraciones y grietas en sus edificios / BurgosConecta

El Ayuntamiento ya cuenta con el estudio hidrológico encargado y, tras analizarlo, se lo remitirá a Confederación

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El área de Fomento del Ayuntamiento de Burgos ya cuenta con el estudio hidrológico-hidráulico encargado a Prointec sobre el arroyo de Villatoro y, una vez sea analizado por los técnicos, se remitirá a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). El concejal de Infraestructuras, Jorge Berzosa, ha insistido en que «quieren buscar una solución» al problema de las aguas subterráneas en el barrio burgalés, y que tantos quebraderos de cabeza está causando a sus vecinos.

CHD exigió la elaboración de un estudio más detallado sobre la situación hidrológica del arroyo, los flujos de agua, el histórico de avenidas..., ha recordado Berzosa. Todo ello antes de poder autorizar el proyecto presentado por el Consistorio, que incluye un encauzamiento del arroyo, el drenaje del acuífero y la instalación de pozos. Está presupuestado en 1,5 millones de euros y busca acabar con los problemas de filtraciones y grietas.

«Vamos a ver si lo autoriza Confederación», ha apuntado el concejal, quien se muestra muy cauto antes de poner plazos a la ejecución del proyecto. En los próximos días se remitirá el estudio hidrológico a CHD y, luego, toca esperar respuesta. Podría darse el caso de que se exigiese algún tipo de modificación al proyecto, así que hasta no tener el visto bueno, el Ayuntamiento no va a mover ficha.

Además, Jorge Berzosa ha recordado que la intervención está condicionada también a la existencia de un acuerdo presupuestario para 2018, y el concejal «no tiene muchas esperanzas» de que se consiga. Con un presupuesto prorrogado solo se pueden ejecutar inversiones comprometidas, y Villatoro no lo está. La única alternativa sería incluir las obras en un modificado específico.

Buscando financiación

Por otra parte, el Consistorio tendrá que hablar con la propia Confederación Hidrográfica del Duero y la Junta de Castilla y León para solicitarles su colaboración económica, como apuntaba el informe del Procurador del Común. Berzosa esperará a contar con la autorización del organismo de cuenca para iniciar esas conversaciones, cuando ya se sepa con seguridad qué tipo de intervención se va a llevar a cabo.

«Queremos buscar una solución», ha insistido el edil, y «no nos hemos parados». Sin embargo, se trata de un proyecto «complejo» que no depende solo de la voluntad municipal, ha afirmado. Los vecinos de Villatoro llevan sufriendo las filtraciones y grietas en sus viviendas desde el año 2004 y, se puede decir, que casi han perdido la esperanza de que el Ayuntamiento encuentre una solución definitiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos