La investidura de Marañón como alcalde, a falta de «limar» pequeñas diferencias «salvables» con Vox

Cs y Vox se han reunido esta tarde para abordar un posible acuerdo/PCR
Cs y Vox se han reunido esta tarde para abordar un posible acuerdo / PCR

Ciudadanos y Vox se han reunido esta tarde para tratar de cerrar un acuerdo que permita la investidura de Marañón como alcalde | Tras más de tres horas de encuentro, han hecho un receso para hablar con sus ejecutivas y los contactos seguirán esta noche

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

En el esprint final, Vox se hace fuerte en Burgos. La investidura de Vicente Marañón como alcalde de la capital está pendiente de «limar pequeñas diferencias» entre Cs y Vox, y ambas formaciones esperan alcanzar esta noche un acuerdo que permita contar con un gobierno de centroderecha, liderado por Cs. Javier Lacalle anunció esta mañana que el PP está «dispuesto» a votar a Marañón y solo ponía como condición una reunión «pública» de Cs y Vox, que se ha producido esta tarde.

El encuentro arrancó a las cuatro de la tarde, con presencia de Lorenzo Rodríguez y Vicente Marañón, por parte de Ciudadanos, y Ángel Martín, Fernando Martínez-Acitores y Javier Martínez, del lado de Vox. Tres horas y media después, se ha levantado la reunión pra realizar un pequeño receso, «trabajar las ideas», hablar con las respectivas directivas y volver a negociar para tratar de cerrar ese acuerdo de cara a mañana.

Más información

Ángel Martín, número 1 de Vox al Ayuntamiento de Burgos, ha reconocido que «hay muchos puntos de encuentro por lo que hay posiblidades de alcanzar ese acuerdo, es que se consiguen limar pequeñas diferencias». Existir, existen, pues «sino, obviamente, el acuerdo estaría hecho, y si bien Martín no ha querido especificar cuáles son esas diferencias, sí ha asegurado que son »salvables«.

Es más, el también secretario provincial de Vox afirma que están más cerca de cerrar un acuerdo pues existe voluntad para ello, aunque nada está todavía cerrado. De momento, Ciudadanos no tiene la garantía de que Vox no se vaya a abstener mañana en la investidura de Vicente Marañón como alcalde, lo que daría la Alcaldía directamente al PSOE. «Espero que no se dé esa circunstancia», ha afirmado Martín, pero «todo es susceptible de ocurrir mientras esté abierta la negociación».

El PP, en el gobierno

Por su parte, Vicente Marañón mantiene su candidatura, pese al ofrecimiento realizado por Javier Lacalle, que esta mañana reconocía que si Cs «reconsideraba» su posición, el PP estaba dispuesto a asumir la Alcaldía, preferentemente con Lacalle al frente, aunque se podría buscar una alterantiva dentro del grupo popular. No será necesario, en principio, pues Marañón sigue apostando por convertirse en alcalde de Burgos.

Eso sí, cuenta con el PP para gobernar, aunque Lacalle afirmaba esta mañana que, de entrada, no van a asumir ninguna concejalía, si bien no lo descartan en un futuro y nunca serían concejalías capitales. «El PP estará gobernando esta ciudad», ha afirmado Marañón, pues así se ha acordado en el pacto nacional PP-Cs y porque, además, «la ciudad no se merece» que quien esté en el Ayuntamiento «no esté al 100%».

«Cómo se puede gobernar una ciudad si no se entra en las concejalías», se pregunta Marañón, al mismo tiempo que el cabeza de lista de Cs se muestra convencido de que el PP «asumirá responsabilidades». Es más, con la «larga lista de compromisos» esgrimidos esta mañana, para garantizar la estabilidad del gobierno, Ciudadanos considera que eso es ya un compromiso para gobernar. «No concibo un Partido Popular que no se implique en el gobierno de la ciudad».

Así las cosas, Vicente Marañón tendría ya el apoyo del Partido Popular para su investidura, pero estaría pendiente cerrar un acuerdo con Vox para garantizarla. De lo contrario, el socialista Daniel de la Rosa se convertiría en alcalde, pues los dos votos de Vox son imprescindibles para el gobierno de centroderecha, y el propio Ángel Martín sí que recuerda que «nunca se han planteado apoyar la candidatura de De la Rosa», si bien «todo está pendiente» de lo que ocurra en las próximas horas.