Lacalle intentará «por todos los medios» ser alcalde de Burgos pero «no será ningún problema» si Cs pone como condición sine qua non que sea otro edil del PP

Lacalle ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación/PCR
Lacalle ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación / PCR

Lacalle no se siente aludido por las condiciones negociadas entre PP y Cs en el ámbito regional y está a la espera de que la formación naranja las plantee formalmente en Burgos | Se ha reunido con Vox, un encuentro «lógico» para sumar la mayoría absoluta

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

«Quiero continuar siendo alcalde de Burgos», aunque ese deseo, ilusión y objetivo no será un impedimento para alcanzar un acuerdo con Ciudadanos que permita un gobierno de centroderecha en la ciudad. Así lo ha asegurado Javier Lacalle, el número 1 del PP al Ayuntamiento de la capital, después de que Cs haya puesto sobre la mesa como condición que no apoyarán investiduras de políticos con más de ocho años en el cargo, caso que cumple el alcalde en funciones de Burgos.

Sin embargo, Lacalle no se siente aludido por esta condición y, remitiéndose de manera reiterada a las últimas declaraciones del presidente del Partido Popular en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, espera a que la misma se traslade oficialmente al ámbito local. «En Burgos, Ciudadanos no lo ha planteado formalmente», insiste, de ahí que Lacalle siga apostando por repetir como regidor.

«En estos momentos, la idea sigue siendo poder liderar el gobierno de centrodercha en Burgos, ese es mi objetivo como cabeza de la lista más votada» en este ámbito político, ha afirmado Lacalle. Y está dispuesto a «intentarlo por todos los medios» si bien no será un impedimenteo para cerrar un acuerdo con Cs, imprescindible para conformar la mayoría absoluta que requiere la investidura de alcalde, junto con Vox, por supuesto.

Más información

De ahí que Lacalle haya afirmado que «intentaré por todos los medios seguir siendo alcalde pero si es condición sine qua non que sea otra persona no seré ningún problema», ha afirmado, dispuesto a dar un paso atrás para garantizar un gobierno de centroderecha, liderado por el PP en Burgos. Eso sí, no ha contemplado todavía la posibilidad, ni cuál sería la alternativa, si César Rico o Carolina Blasco, como se valora desde hace días, ni quiere abordar su futuro político en el caso de que no se convirtiese en alcalde de la ciudad.

Javier Lacalle insiste en que Burgos es prioritario, está por encima de las personas porque «nadie es imprescindible», ha reconocido, pero su plan A sigue siendo «pedir liderar el proyecto en Burgos para los próximos cuatro años; es mi ilusión», ha afirmado. Lo prioritario es que se conforme un gobierno de centroderecha, liderado por el Partido Popular, y considera «una obligación y una responsabilidad» alcanzar un acuerdo entre los tres partidos políticos.

Reuniones pendientes

«Me parece lógico y normal», también que haya contactos para cerrar el acuerdo que permita sumar los 14 concejales, frente a los 13 de la izquierda (PSOE y Podemos), de ahí que también confíe en poder sentarse en Burgos con Cs. De momento, «el contacto es fluido» pero no ha existido una reunión formal, ni se ha hablado de condiciones en Burgos ni de programa, como sí ha ocurrido con Vox.

Esta misma mañana se ha producido ese encuentro, en un «muy buen ambiente, cordial», ha explicado Lacalle. Es la primera reunión formal con Vox, tras contactos discretos, y ha sido «muy positiva», pues «coincidimos en muchos planteamientos», afirma el candidato popular. Se ha hablado de política fiscal, política social, familia, de proyectos más que de cargos, ha afirmado, en un primer movimiento para conseguir un acuerdo político.

Eso sí, el apoyo de Vox dependerá también de la actitud de Ciudadanos y Lacalle espera que la formación de Albert Rivera también se reúna en Burgos con Vox. Hasta ahora, los contactos políticos de Cs se han circunscrito a los ámbitos nacional y autonómico, no local, pero será necesario para poder alcanzar un acuerdo antes del día de la constitución de lo ayuntamientos, el 15 de junio. Javier Lacalle espera no llegar hasta el último momento sin acuerdo. «Sería bueno despejar la incógnita» antes de la tarde del viernes previo.

Por su parte, Lacalle insiste en que el sábado tomará posesión como concejal del Partido Popular y «ejercerá su derecho a voto y le gustaría poder votarse como alcalde», es su aspiración y sobre la misma trabajará estos próximos días, pero «no será un problema para alcanzar un acuerdo de centroderecha». Sería un plan B sobre el que todavía se desconocen muchas cuestiones.

Por ejemplo, quién sería el candidato del PP a sustituirle. La Junta Electoral Central es clara, a juicio de Lacalle, y un corporativo cabeza de lista puede tomar posesión como concejal y quedarse como tal en la corporación tras renunciar a ser investido alcalde, y así también el segundo y el tercero de la lista. Sin embargo, como la condición de Cs no se ha planteado formalmente en Burgos, «no se han valorado alternativas», ha insistido.