Lacalle vuelve a ser criticado por la oposición por utilizar dinero público para una «campaña de autobombo»

Imagen de la campaña de la polémica/PCR
Imagen de la campaña de la polémica / PCR

La campaña 'Burgos, ciudad líder', distribuida en mobiliario urbano y con publicidad en cuatro medios de la ciudad, es «ilegal» a juicio de los grupos municipales

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El Partido Popular vuelve a estar en el foco de mira de la oposición por la utilización, afirman, de la publicidad institucional con fines electoralistas. Después de la polémica de la pasada campaña electoral, cuando el Ayuntamiento de Burgos se gastó 174.000 euros en publicidad no amparada por contratos (de cuyas facturas nadie quería hacerse cargo tras la marcha del director de Comunicación), Javier Lacalle ha presentado una campaña publicitaria que ha levando ampollas en los grupos de la oposición.

PSOE, Ciudadanos, Imagina y los concejales no adscritos Raúl Salinero y Blanca Guinea le han acusado de lanzar una campaña «de autobombo» con la excusa de destacar los valores de la ciudad, a modo de muestra de los «logros» conseguidos por el PP durante el actual mandato. Se trata de la campaña 'Burgos, ciudad líder', con la que se saca pecho del agua, de los espacios verdes, del patrimonio, del turismo o de la actividad económica.

Se presentó el pasado noviembre y, ya entonces, el alcalde avanzó que iría colocada en el mobiliario urbano de la ciudad, como otras campañas institucionales, pero también en medios de comunicación. Finalmente, y tras mucho investigar, Ciudadanos ha conseguido ver los expedientes que recogen las campañas de publicación en cuatro medios (escritos todos ellos), que habrían tenido un coste de 11.380 euros de las arcas municipales.

Más información

La portavoz de Cs, Gloria Bañeres, afirmaba el pasado viernes en el pleno que la campaña es «ilegal», que no se ajusta a la Ley de Publicidad Institucional de Castilla y León pues esta recoge que «no podrán llevarse a cabo actuaciones de publicidad institucional que tengan como finalidad destacar los logros de gestión y los objetivos alcanzados por quien la realice». Opinión que comparten el resto de grupos.

Desde el PSOE, Daniel de la Rosa ha calificado el comportamiento del Equipo de Gobierno de «vergonzoso y lamentable», por lo que supone de utilización de medios públicos con fines partidistas y electoralistas, afirmaba el viernes. «Es injusto e ilegal utilizar los recursos municipales para poner en valor acciones de gobierno, además de inaceptable desde el punto de vista político e institucional».

En la misma línea fueron las declaraciones de Blanca Guinea, quien considera que esta campaña solo sirve para «engordar el ego» del alcalde. «Nos da vergüenza que no se cumpla la ley», ha apuntado la edil no adscrita, mientras que la portavoz de Imagina, Eva de Ara, ha criticado que el alcalde se cargase una campaña institucional contra la violencia de género para poner la suya, pues la primera estaba previsto que acabase el 4 de diciembre y se retiró el 29 de noviembre.

«Auténticos benditos»

Ante las críticas, el Partido Popular se ha defendido insistiendo en que la publicidad institucional sirve, entre otras cuestiones, para promocionar la ciudad y mostrar «en qué somos líderes», ha explicado Carolina Blasco. En este caso, no se muestran «logros del PP» sino liderazgos de la ciudad y «me da pena que no se enorgullezcan de ellos», ha apuntado. Mientras, Javier Lacalle ha afirmado que, comparando a Burgos con otros ayuntamientos del entorno «somos unos auténticos benditos», y ha insistido en la que las campañas en medios forman parten de programas anuales, que se van repartiendo entre los medios de comunicación en función de los objetivos que se quieran conseguir.

Las explicaciones convencieron a la oposición, que además se encontró en el Pleno con dos decretos de alcaldía en los que se aprobaban sendos gastos de 9.135 euros y 5.000 euros para promocionar, también en la prensa, el plan de obras municipal y la petaonalización de la calle Santander. Por todo ello, la oposición le ha exigido al Equipo de Gobierno que no vuelva a utilizar recursos públicos para campañas propagandísticas y electoralísticas y que convoque en breve un pleno extraordinario para debatir sobre el estado de la ciudad, en lugar de promocionar los «logros» del PP.

 

Fotos

Vídeos