El Ayuntamiento intercede para que se paguen las indemnizaciones a los trabajadores de Jardines de Burgos pero se desentiende de los despidos

Protestas de los trabajadores de Jardines de Burgos durante la tarde de hoy. /APM
Protestas de los trabajadores de Jardines de Burgos durante la tarde de hoy. / APM

Los trabajadores reclaman las indemnizaciones de la anterior UTE y acusan a la actual, Valoriza y Parque Norte, de no respetar la subrogación de todos los contratos al despedir a dos trabajadores y ofrecer una movilidad geográfica a una tercera

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Las movilizaciones y protestas de los trabajadores de Jardines de Burgos han comenzado esta mañana frente al Ayuntamiento de la capital burgalesa y han continuado esta tarde en la Plaza de Mío Cid. La unión temporal de empresas (UTE) creada para la concesión del servicio municipal de mantenimiento y conservación de los jardines de Burgos está enfrentada a sus trabajadores. Estos acusan a Valoriza y Parque Norte, empresas que componen la UTE, de incumplir el pliego de condiciones por el que obtuvieron el contrato municipal. Además, estos empleados siguen esperando a que Arranz Acinas y Grupo Raga, los anteriores concesionarios, paguen los finiquitos.

La nueva UTE ha iniciado un proceso de despidos que, como señala el Comité de Empresa, incumpliría el pliego de condiciones, ya que en este se incluía la subrogación total de la plantilla mediante una lista de categorías y antigüedad.

Parecía que el primer día de movilización podría tener algún efecto, ya que esta mañana el Comité de Empresa se ha reunido con Carolina Blasco, concejala de Parques y Jardines. Sobre las indemnizaciones, Blasco ha informado de que el Ayuntamiento ha certificado el último pago del Consistorio a la anterior concesionaria. Esto es necesario para que la anterior UTE pague a los trabajadores el dinero que se les debe desde abril. «Se nos adeudan los pagos de la liquidación, de las pagas extras y de vacaciones», informan desde el Comité de Empresa.

Que el Ayuntamiento haya autorizado el último pago a la anterior concesionaria, como le corresponde, no garantiza que a los trabajadores les vaya a llegar el dinero que se les debe. El miedo que tienen los empleados de Jardines de Burgos es que el banco retenga este dinero, como ya ha pasado, por las «tremendas» deudas que tiene la anterior UTE con los bancos.

Los días 18, 19 y 20 de junio tienen actos de conciliación en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) con la anterior concesionaria. Desde el Comité de Empresa creen con pesar que la UTE no se presentará, por lo que acabarán demandándola, lo que alargará el proceso y durante este tiempo la UTE no está obligada a pagar hasta que no haya resolución firme.

Despidos

Respecto a los dos trabajadores despedidos por la actual UTE, Valoriza y Parque Norte, un mes después de entrar en funcionamiento el contrato con el Ayuntamiento para el mantenimiento de parques y jardines, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento ha rechazado la responsabilidad de los mismos. Esta nueva UTE estaba obligada a mantener la plantilla, así se especificaba en el pliego de condiciones por el que se adjudicó el contrato. En este pliego se incluía una lista con las categorías y antigüedades de la plantilla para mantener estos puestos. A un mes de empezar a funcionar la nueva concesión se ha despedido a dos personas.

Blasco ha asegurado al Comité de Empresa que esos despidos están dentro de la legalidad porque aseguran que la subrogación se ha hecho al cambiar de una concesionaria a otra. En la reunión, Blasco ha explicado al Comité que estos despidos son «una cuestión de las empresas» y no consideran que se haya incumplido el pliego de condiciones. «El equipo de Gobierno entiende que no es cuestión del Ayuntamiento los conflictos entre la empresa y los trabajadores. Nos han dicho que los responsables no son los políticos si no los técnicos», han asegurado desde el Comité de Empresa. Los empleados de Jardines de Burgos están convencidos de que se ha incumplido el pliego de condiciones.

Las reivindicaciones de los trabajadores se centran en que se les pague lo que se les adeuda y se readmita a los dos trabajadores despedidos. Tienen claro que los despidos son improcedentes pero lo que exigen es la reincorporación. «La UTE saliente no paga y la entrante despide incumpliendo el contrato», aseguran. «En su momento, desde el Ayuntamiento se nos prometió en unas reuniones que se iba a velar por los puestos de todos los trabajadores y trabajadoras de la UTE y que no tuviéramos miedo porque no iba a permitir ningún tipo de despido. De Foronda [concejal del Ayuntamiento] nos dijo que su prioridad eran los trabajadores», asegura un miembro del Comité de Empresa.

¿Tercer despido o traslado?

En el pliego de condiciones por el que se adjudicó el contrato se incluía una lista de subrogación de toda la plantilla, no con nombres y apellidos pero sí con categorías y antigüedad. Contratar ahora a otras dos personas también infringiría el pliego, según el Comité de Empresa, ya que no se cumpliría esa antigüedad por categoría. «Hasta que no se reincorporen las dos compañeras despedidas no cesaremos en las movilizaciones, son despidos improcedentes», aclaran.

Se hablaba de un tercer despido que no se ha ejecutado pero sí sabe el Comité de Empresa que se está en negociaciones con esa persona para ofrecerle una movilidad geográfica a Galicia. Esto, como apuntan, también incumpliría el pliego de condiciones, «al trabajador de una UTE no le puedes ofrecer una movilidad geográfica, como UTE no hay más centro de trabajo que Burgos. Valoriza le ofrece una movilidad geográfica pero es que la trabajadora no pertenece a Valoriza si no a la UTE formada por Valoriza y Parque Norte y esta unión de empresas solo existe en Burgos», sentencian.

Los trabajadores lamentan que no se les hizo caso cuando advirtieron de que esto podía pasar. «El contrato ha sido adjudicado por unos 4,3 millones de euros y el gasto de personal es superior a los tres millones. El empresario viene a ganar, por lo que tiene que reducir gastos de algún lado para retener más de 1,3 millones al año», apuntan.

Las movilizaciones y protestas continuarán hasta que las dos compañeras despedidas sean readmitidas los días 11 y 13 de junio de 12 a 14 horas frente al Ayuntamiento y los días 6, 7, 10, 11, 12, 13 y 14 de junio de 18 a 20 horas en la Plaza del Cid.

Más información