El Pleno aprueba modificar el PGOU para impedir que se «especule» con Artillería

Los terrenos del Parque Artillería continúan generando polémica/GIT
Los terrenos del Parque Artillería continúan generando polémica / GIT

Lacalle acusa a la oposición de «desleal» y aboga por esperar la respuesta oficial de Defensa

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Una actuación de urgencia. El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha aprobado hoy con los votos de PSOE, Imagina, Ciudadanos y la concejal no adscrita Silvia Álvarez de Eulate «iniciar de forma inmediata los trámites necesarios para modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)» para impedir los desarrollos urbanísticos previstos en la parcela del antiguo parque de Artillería.

La propuesta, presentada con carácter de urgencia y suscrita por los tres grupos de la oposición, surge como respuesta a la entrada en el registro municipal de un estudio de detalle presentado por un fondo de inversión interesado en adquirir los terrenos puestos a la venta por el Ministerio de Defensa para realizar una gran promoción urbanística. Una promoción que chocaría frontalmente con el planteamiento consensuado por todos los grupos municipales hace ahora un año y dos meses y que pasaba por ofrecer alternativas a Defensa para recuperar la titularidad de la parcela y establecer allí un gran parque.

Como quiera que Defensa no ha dado ni siquiera una respuesta formal a la oferta de permuta de terrenos ofrecida por el Ayuntamiento y que al final ha aparecido un potencial comprador, se han disparado todas las alarmas en la oposición, que en las últimas jornadas ha venido trabajando a contrarreloj para plantear una medida de urgencia que permitiera bloquear la actuación urbanística. Y con ella se ha llegado al pleno.

Cambio del PGOU

Básicamente, lo que ha propuesto la oposición pasa por adscribir los 48.000 metros cuadrados de Artillería a la Unidad Urbana San Pablo-Río Pico, en vez de a la de Río Vena, en la que se vincula desde el PGOU de 1999. Según plantean los grupos de la oposición, esa modificación bloquearía cualquier operación urbanística, toda vez que la densidad de viviendas en la Unidad Urbana San Pablo-Río Pico ya supera los límites establecidos y ello obligaría a recalificar la parcela como sistema general de espacios libres públicos y equipamiento de contingencia. Esto es, sin viviendas.

Más información

Se trata, en suma, de «defender los intereses de la ciudad» en contraposición a intereses «especuladores», según ha señalado el portavoz del PSOE, Daniel de la Rosa. «Ya no es una opción, es una obligación» visto el «choteo» con el que ha tratado Defensa al Ayuntamiento en este tema. «Si vamos a malas, vamos a malas todos», ha añadido De la Rosa.

En la misma línea se han expresado los portavoces de Ciudadanos e Imagina, que han insistido en que ahora mismo esta parece ser la única fórmula al alcance del Ayuntamiento para paralizar la operación. Sobre todo, teniendo en cuenta el «desinterés» que a juicio de Raúl Salinero ha tenido el alcalde en este asunto. «El PP no ha demostrado que quiera apostar por esta vía», ha asegurado el portavoz de Imagina, una acusación rechazada frontalmente por el alcalde, Javier Lacalle.

Deslealtad

Ha sido el propio Lacalle quien ha defendido la abstención de su grupo en un debate por momentos acalorado, con cruce de reproches entre unos y otros. Y lo ha hecho argumentando tres cuestiones, empezando por la meramente legal. Y es que, a juicio de Lacalle, la modificación del PGOU propuesta por la oposición «no se puede llevar a cabo», toda vez que la parcela de Artillería es suelo urbano no consolidado y eso limita su adscripción a otra Unidad Urbana.

Además, ha subrayado, cualquier actuación municipal en este asunto está sujeta a la responsabilidad patrimonial. Esto es, que el bloqueo de una actuación urbanística podría acarrear una indemnización a la empresa. Y en el caso que nos ocupa, dicha indemnización podría ser «millonaria».

A estos dos argumentos de carácter legal se les une otro más visceral. Y es que, según ha destacado Lacalle, el modo en el que se ha tramitado la propuesta de la oposición supone un acto de «deslealtad» y una «traición» que ha roto el «consenso que se alcanzó en este tema» tiempo atrás.

Por todo ello, desde el Equipo de Gobierno se ha insistido en la necesidad de «esperar» a que Defensa tenga la deferencia de responder «oficialmente» a la oferta presentada meses atrás por el Ayuntamiento y, a partir de ahí, estudiar otras posibles opciones que tengan en cuenta, eso sí, las consecuencias legales, jurídicas y económicas de dichas opciones.

Sea como fuere, la polémica y el debate sobre el futuro de los terrenos de Artillería tiene pocos visos de caer en el olvido. Es más, la presentación del estudio detalle no ha hecho sino avivar más el fuego y ya se prevén movilizaciones ciudadanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos