El PP reclama conocer el límite de gasto para poder avanzar en la elaboración de los presupuestos

El contrato de basuras es uno de los que el equipo de Gobierno se plantea ampliar/BC
El contrato de basuras es uno de los que el equipo de Gobierno se plantea ampliar / BC

Javier Lacalle, portavoz de los 'populares', cree que el equipo de Gobierno está firmando compromisos que obligarán a una «fuerte subida de impuestos»

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Burgos, Javier Lacalle, ha pedido este lunes al alcalde Daniel de la Rosa que informe y se apruebe «cuanto antes» el límite de gasto para saber a qué atenerse de cara a la elaboración de los presupuestos del 2020. Javier Lacalle ha insistido en que este paso es esencial de cara a dicha configuración porque solo así se sabrá cuánto dinero se podrá gastar el Ayuntamiento el próximo año y qué previsiones de ingresos se manejar.

Lacalle, quien se ha mostrado dispuesto a avanzar y estudiar el borrador presupuestario cuando el PSOE lo traslade a la oposición, ha mostrado su preocupación por la cantidad de partidas que el equipo de Gobierno local está comprometiendo en las últimas semanas y ha asegurado que sus anuncios solo pueden responder a un engaño a la ciudadanía o a una subida de impuestos.

En este caso, ha dejado claro que el Partido Popular es partidario de no subir las tasas impositivas, sino que aboga por congelarlas o por reducir algunas en un mayor porcentaje y ha advertido de las pretensiones que los socialistas podrían tener en la dirección contraria.

Una adaptación del estatuto que lleva un año tarde

Por otro lado, ha pedido al equipo de Gobierno local que inicie los contactos necesarios con el Ejecutivo central para lograr cambiar la clasificación de la deuda sostenible del Consorcio de la Variante Ferroviaria, cuya modificación de estatutos (último requisito para que se tuviera en cuenta) ha comenzado hoy.

Lacalle ha asegurado que esta modificación, que no se aprobará de forma definitiva hasta casi finales de año, llega casi doce meses tarde, después de que el PSOE, en un acto «auténticamente irresponsable» votase en contra de la misma en diciembre de 2018 cuando estaba en la oposición y con el único propósito de «dar una lección» el Partido Popular.

Javier Lacalle ha asegurado que, lejos de mantener una «pataleta infantil» como la protagonizada por el PSOE hace casi un año, su formación ha arropado la modificación de los estatutos y confía en que se puedan dar los pasos necesarios para que la deuda no sostenible del ente no se considere como municipal.