Las nuevas dependencias del Centro Cívico Río Vena estarán en servicio a finales de abril

El director de obra, Lorenzo González, muestra a la concejala de Servicios Sociales, Gema Conde, y a la portavoz de Imagina Burgos, Eva de Ara, las obras del centro cívico./CC
El director de obra, Lorenzo González, muestra a la concejala de Servicios Sociales, Gema Conde, y a la portavoz de Imagina Burgos, Eva de Ara, las obras del centro cívico. / CC

La concejala de Servicios Sociales, Gema Conde, admite un retraso «considerable» en la segunda fase de la reforma del edificio por incluir remates, aislamientos y elementos de seguridad que no figuraban en el proyecto inicial

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Las nuevas dependencias del Centro Cívico Río Vena estarán en servicio a finales de abril, según ha explicado esta mañana la concejala de Servicios Sociales, Gema Conde, antes de observar la situación actual de las obras correspondientes a la segunda fase de la reforma del edificio.

La edil de Servicios Sociales, que ha estado acompañada en la visita por la portavoz de Imagina Burgos, Eva de Ara, ha reconocido un retraso «considerable» de varios meses por un modificado «del 10%» en el proyecto para incluir remates, aislamientos y elementos de seguridad que no figuraban inicialmente y «que hemos entendido como necesarios para que esta obra pudiese finalizarse con garantías».

Las obras concluirán, si se cumplen los cálculos de Conde, antes de que acabe este mes de marzo, mientras que abril se dedicará a labores de limpieza y colocación del equipamiento.

613 metros cuadrados más

La segunda fase de la reforma del Centro Cívico del Río Vena permitirá habilitará 613 metros cuadrados en tres plantas. En el segundo piso se ubicará la zona de atención al público del Centro de Acción Social (CEAS) IX, que estará compuesta por seis despachos de atención individual y una sala de reuniones.

La planta baja se dividirá en tres nuevos talleres (Sala Dinámica, Taller de Talla de Madera y Cocina) y el primer piso, en tres aulas de formación, una de ellas de informática.

La adjudicación se fijó por un importe de 471.899,38 euros, a los que hay que sumar los 17.250 euros de la realización del proyecto, de ejecución y de dirección de obra.

Previamente se llevó a cabo la primera fase de la rehabilitación, que consistió en la mejora de la accesibilidad del Centro Cívico, el cerramiento del servicio de información y consejería y el derribo de la zona conocida como 'la Casita de muñecas'.

La segunda fase comenzó a finales de julio de 2018 y la empresa se comprometió a realizarlos en tres meses, si bien el tiempo de ejecución propuesto por el Consistorio era de seis meses. Ambos plazos se han sobrepasado, pero la concejala de Servicios Sociales ha preferido destacar que durante las obras de reforma no se ha cerrado al público el Centro Cívico.

Además, la responsable de Servicios Sociales ha declarado que la empresa únicamente ha cobrado la factura de la primera certificación, que supone el 7% del total del coste de las obras. Eso sí, la concejala espera que «en un plazo breve» se proceda al liquidación del resto de certificaciones. «Ninguna empresa está aquí para financiar al Ayuntamiento de Burgos», ha agregado.

Tercera fase

Respecto a la tercera fase, Conde ha indicado que aún no se ha procedido a la licitación de la redacción del proyecto, que se centrará en la cubierta, el saneamiento y la climatización del edificio. «Esta enviado el expediente a Intervención desde el año pasado y estamos pendiente de que lo apruebe para que podamos licitar la redacción del proyecto», ha manifestado.

Más información

En este caso, también se ha producido un retraso respecto lo previsto inicialmente, puesto que la propia concejala explicó en agosto que iba a estar licitado antes de que acabara 2018.