El Banco de Alimentos elige como presidente a Julián Martínez Pantoja

Varios de los integrantes de la nueva Junta Directiva del Banco de Alimentos./BC
Varios de los integrantes de la nueva Junta Directiva del Banco de Alimentos. / BC

Miguel Ángel López Santa Olalla es el nuevo vicepresidente y Gonzalo Gutiérrez Gil-Fournier, el secretario | Martínez Pantoja sustituye en el cargo a José Luis Herreros

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Nuevas caras en la dirección del Banco de Alimentos de Burgos. Los miembros de la Junta Directiva, que fueron propuestos recientemente por la Asamblea General de la entidad, se han reunido esta tarde y han elegido como presidente a Julián Martínez Pantoja.

El principal mandatario del Banco de Alimentos cuenta con un equipo ejecutivo formado por trece personas más, que igualmente fueron nombrados en la misma reunión. El nuevo vicepresidente es Miguel Ángel López Santa Olalla; el secretario, Gonzalo Gutiérrez Gil – Fourier; el tesorero, Javier Oviedo García y el director, Luis Felipe Ruiz Pereda. Por su parte, Cristina Rodríguez García, Martín Checa Andrés, José Ángel Martínez Toribio, D. Alberto Gómez Barahona, D. Ignacio San Millán Valdivielso, Julián Alonso García, Ángel Cuesta Rastrilla, Mariano González Hernando y Emilio de Domingo Angulo, actuán como vocales.

La anterior administración, que estuvo encabezada por José Luis Herreros, se propuso unos objetivos que han cumplido «con creces», según han indicado desde la agrupación en una nota de prensa. En otros puntos, lograron la gestión colegiada de la Junta Directiva, la potenciación de la imagen fundacional del banco, la vinculación social con la lucha contra el desperdicio y el despilfarro, la ampliación de la gama de productos para los colectivos vulnerables o el incremento del número de socios.

Asimismo, durante la Asamblea General, se aprobó el presupuesto de la organización para 2018, que se estimó en 100.000 euros de ingresos y 80.000 euros de gastos, que incluyen la administración, la logística, los alquileres, los seguros, el mantenimiento, el pago de impuestos y la inversión de 15.000 euros para la compra de una cámara de frío negativo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos