Una cabalgata cargada de regalos para la Noche de Reyes

Imagen de la Cabalgata de Reyes/Andrea Ibáñez
Imagen de la Cabalgata de Reyes / Andrea Ibáñez

Melchor, Gaspar y Baltasar recorren las calles de la ciudad, repartiendo ilusión entre los más pequeños

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Magia, magia, magia. Imposible no contagiarse de la ilusión con la que los peques burgaleses han recibido a Melchor, Gaspar y Baltasar, que han recorrido las calles de la ciudad en la tradicional Cabalgata de Reyes. Las caras de los niños lo dicen todo, pues es difícil ocultar la emoción que sienten al ver de cerca a los Magos de Oriente, que han llegado cargados de regalos (y con algunos kilos de carbón, para los que no se han portado muy bien durante el pasado año).

Un camello articulado, muy realista, de 5 metros de alto y 6 metros de envergadura; ciervos y gamos alados; animales fantásticos y personajes de fantasía; bailarines, danzantes y santimbánquis. El cortejo real ha sido, como en años anteriores, espectacular. Se ha contado con propuestas extranjeras, como La Parade Amoreuse o L'Oiseau y Le Châmoh, y con las grandes creaciones de los grupos burgaleses, las Luciérmagas o las coreografías 'desde oriente'.

Aun así, pese a la belleza del espectáculo, los niños han estado más pendientes de Sus Majestades. Han disfrutado de la cabalgata pero, ante la llegada de las carrozas que portaban a Melchor, Gaspar y Baltasar, se han vuelto locos. Han llamado su atención diciendo sus nombres y han conseguido algún saludo; también caramelos, salvo los niños que esperaban la comitiva en la Plaza del Cid, a donde un año más no han llegado los dulces.

Más información

Eso sí, en el final del recorrido, los peques han podido hablar directamente con los Magos de Oriente, que se han acercado a saludar y a recoger los últimos encargos antes de la Noche de Reyes. Un reno, un pájaro y un dromedario, creados por los Artistas Plásticos de Gamonal, han llevado a Melchor, Gaspar y Baltasar, y la cabalgata se ha completado con las carrozas de las peñas de los Sampedros 2018.

Así, 'Fantasía de Princesas', de la Real y Antigua de Gamonal; 'La Familia Adams', de la Peña Antonio José; 'Lola, la ballena divertida', de la Peña Colón; y 'Star Wars', de la Peña Chamarileros, han vuelto a desfilar, entre la Avenida de los Derechos Humanos y la Plaza del Cid, ante la atenta mirada de los miles de burgaleses que, un año más, han salido a la calle para disfrutar de la Cabalgata de Reyes.

A dormir pronto

Melchor, Gaspar y Baltasar, como manda la tradición, se han dirigido a los niños de Burgos desde el balcón del Teatro Principal. Les han recordado que deben de irse pronto a la cama y dormirse. Que no vale despertarse a medianoche, pues, de lo contrario, no van a encontrar los regalos que han pedido.

También, Sus Majestades les han recordado que esta noche es una noche especial, en la que reciben la recompensa de portarse bien. Sin embargo, no todos los niños tienen esa suerte, pues los hay que sufren, que viven en zonas de guerra, que son pobres y no reciben regalos. De ellos también nos debemos acordar una noche como esta.

Además, para todos aquellos que no se han portado muy bien, los Magos traen carbón. El carbonero que les acompaña trae un buen surtido, procedente de la última mina de Castilla y León, que se entregará a los egoístas, los maleducados, los abusones, los desobedientes, los que pegan, los que no reciclan, los que escupen y muerden y a todos aquellos que no piensan nunca en la felicidad de los demás.

¡Feliz de Noche de Reyes!