Campofrio prevé acabar 2017 con la nueva fábrica al 100 % y 3 % más en ventas

Factoría de Campofrío./R. Ordóñez
Factoría de Campofrío. / R. Ordóñez

La compañía ha presentado hoy un documental que explica el proceso de reconstrucción de la fábrica

BURGOSCONECTABurgos

La compañía Campofrio Food Group espera cerrar 2017 con su nueva fábrica en Burgos operativa al cien por cien, tres años después del incendio que arrasó la antigua planta, y acabar el ejercicio con una subida del 3 % en ventas.

Así lo ha explicado hoy su consejero delegado para el sur de Europa, Paulo Soares, durante la presentación de un documental sobre el proceso de reconstrucción de la fábrica de La Bureba (Burgos), que ardió el 16 de noviembre de 2014, y que se ha divulgado hoy a través de Youtube.

Soares ha recordado que el suceso tuvo un impacto aproximado de 313 millones de euros -el montante acordado con el seguro en concepto de indemnización-, de los cuales unos 225 millones se han destinado a levantar la llamada Nueva Bureba.

"El año nos va muy bien. Hemos recuperado tanto las ventas en los lineales como nuestra cuota de mercado de forma muy rápida", ha asegurado Soares, tras detallar que la fábrica incendiada representaba casi el 50 % de la facturación.

De acuerdo con sus datos, el crecimiento en ventas del 3 % de Campofrio se sitúa por encima de la media del mercado, y con la entrada en funcionamiento de la nueva planta esperan seguir aumentando su volumen de ingresos en los próximos años.

La destrucción de La Bureba original llevo a la empresa cárnica a derivar parte de su producción a otras plantas en el extranjero e incluso a fabricas de firmas competidoras.

"No nos podíamos permitir quedarnos sin productos en el supermercado durante dos años, habríamos desaparecido", ha reconocido el responsable para el sur de Europa de Campofrio.

Desde la inauguración oficial de la nueva planta hace justo un año, han ido entrando en funcionamiento las tres áreas en que se divide la instalación (cocidos, embutidos y loncheados) y ya se están produciendo referencias en todas las categorías.

El objetivo era "salir de esto más fuertes y grandes de lo que éramos" -ha insistido Soares-, el "líder" del sector en España "ya está aquí".

La Nueva Bureba es una fábrica que ocupa el mismo espacio que la anterior, pero más "moderna y con tecnología puntera", en la que se pretende reforzar la apuesta por la innovación de la compañía para satisfacer las nuevas necesidades de consumo.

La empresa ha precisado, asimismo, que en sus nuevas instalaciones trabajarán prácticamente el mismo número de empleados que lo hacían antes del incendio.

En este sentido, ha apuntado que habrá nuevos lanzamientos, entre ellos, algunos dentro de su nueva marca Vegalia, de embutidos y productos procesados sin carne.

Soares ha agradecido tanto a consumidores como proveedores, accionistas -en referencia a la mexicana Sigma- y autoridades el apoyo mostrado a la compañía para superar lo ocurrido.

Y ha efectuado una mención especial a los trabajadores, de quiénes ha destacado su "fortaleza y compromiso".

El documental presentado hoy, de unos 45 minutos de duración, recoge los testimonios tanto de trabajadores como de directivos de Campofrio a través de los que se explica lo ocurrido en los tres años discurridos entre la destrucción de la fábrica por el fuego y su total reconstrucción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos