Casco Histórico Alto promueve una plataforma en defensa de la calle Embajadores

Imagen del lugar/José Luis López/Casco Histórico Alto
Imagen del lugar / José Luis López/Casco Histórico Alto

La asociación de vecinos está trabajando para crear una plataforma que impulse el desbloqueo de la intervención en el callejón medieval de Las Brujas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Asociación de Vecinos del Casco Histórico Alto, respondiendo a la petición de numerosos ciudadanos, quiere promover una plataforma en defensa de la recuperación de la calle Embajadores, foco de insalubridad ubicado a escasos veinte metros de la Catedral de Burgos. Se trataría de un movimiento ciudadano para exigir el desbloqueo de la intervención en el popularmente conocido como Callejón de las Brujas.

Desde el colectivo vecinal insisten en lamentar el estado en el que se encuentra la calle, acumulando basuras, llena de ratas y con pintadas por todas partes. Y eso pese a que se trata de un callejón medieval, reconocido por espacio singular en el PGOU y que está en pleno casco histórico, en los entornos de dos bienes Patrimonio de la Humanidad. De ahí el empeño vecinal por encontrar una solución.

El callejón está lleno de suciedad y pintadas
El callejón está lleno de suciedad y pintadas / José Luis López/Casco Histórico Alto

Y lo primero que hará la asociación será consultar los expedientes en el Ayuntamiento de Burgos, para saber cómo está el proyecto de construcción promovido por una empresa (que incluso había apalabrado la venta de apartamentos) y cuáles son las intervenciones previstas por el Consistorio. En función del resultado de esos estudios se tomarán futuras decisiones, pero ««lo tenemos que ver muy claro», insisten, para no conformar esta plataforma e iniciar las movilizaciones.

Botellón

Con las movilizaciones contra el Centro Cidiano les fue muy bien, recuerdan, así que van a ser insistentes con recogidas de firmas, acciones de protesta u organización de eventos culturales. Se irá viendo. Mientras, la Asociación de Vecinos Casco Histórico Alto continúa su lucha contra el botellón, cuya incidencia ha bajado bastante desde el refuerzo policial, si bien han vivido recientemente algunos jueves complicados.

El vandalismo continúa como siempre, eso no varía, y «raro es fin de semana» que no amanecen con las escaleras mecánicas o el ascensor del Albergue de Peregrinos averidado. Por otra parte, los vecinos soliciarán a SEMAT que se implique más en la limpieza de la zona, pues la suciedad que dejan los grupos que hacen botellón no se limpia cuando se debe.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos