CCOO y UGT salen a la calle con el aviso de una posible huelga general

Alrededor de 1.500 personas secundaron la movilización./GIT
Alrededor de 1.500 personas secundaron la movilización. / GIT

Alrededor de 1.500 personas secundan la movilización de los sindicatos mayoritarios con motivo del 1 de mayo | Los secretarios provinciales insisten en que si no hay avances en la negociación colectiva, se irá a la huelga general

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Cada vez parece costar más sacar a los trabajadores a la calle el 1 de mayo. Sin embargo, CCOO y UGT continúan apostando por la movilización en un día marcado por la defensa del empleo, las pensiones y la igualdad. Una movilización que este año se ha visto secundada por unas 1.500 personas, que han marchado, bandera en mano, por las calles del centro de la ciudad.

Y lo han hecho con una advertencia sobre la mesa. «Si no hay avances en el tema de la negociación colectiva, habrá movilizaciones hasta donde haga falta», incluida una «huelga general», ha asegurado el secretario provincial de CCOO, Ángel Citores. Un aviso a navegantes compartido por su homólogo en UGT, Pablo Dionisio Fraile, que ha insistido en que «o subimos los salarios o no nos quedará otra solución» que ir a la huelga general.

En este sentido, Fraile ha insistido en que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) debe «subir hasta los 1.000 euros». Esa será, a su juicio, la única garantía para acabar con «la precariedad que se ha adueñado del mercado laboral», plagado de «trabajadores poblres» y marcado por la «brecha salarial» entre hombres y mujeres. Además, el incremento de salarios es la única salida posible para garantizar el sistema de pensiones, ha añadido.

Ambiente festivo y reivindicativo

Sea como fuere, lo cierto es que las dos organizaciones sindicales mayoritarias han vuelto a la calle en un ambiente a caballo entre la reivindicación y fiesta. Así, a las numerosas pancartas y proclamas se les ha unido este año una batucada que ha animado la marcha por las calles del centro de la ciudad. En este sentido, no han faltado referencias al conflicto laboral surgido en la Cooperativa Avícola, al convenio colectivo de los servicios de ayuda a domicilio o a la igualdad. De hecho, la marcha de este año ha ido encabezada con una pancarta que rezaba #VivaLibresUnidas por la Igualdad, con la burgalesa Silvia Plaza, la última víctima de la violencia de género, aún en la memoria.

«Hoy hemos salido a la calle para protestar contra todas aquellas cosas que afectan a los trabajadores de este país», que no son pocas, pero «el objetivo» es «el día a día», ya que «es ahí donde se ve la representacion de las organizaciones sindicales» en la sociedad, ha señalado Citores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos