CITUR albergará un proyecto piloto de centro de interpretación de las vidrieras

La Catedral de Burgos alberga algunas de las mayores joyes en vidrieras/CLR
La Catedral de Burgos alberga algunas de las mayores joyes en vidrieras / CLR

La iniciativa está coordinada por la profesora de la UBU Pilar Alonso, dentro de un proyecto de investigación en el que participa el CSIC

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Convertir Burgos en un punto de referencia internacional en investigación e interpretación de las vidrieras, poniendo en valor su pasado como centro productor y restaurador del patrimonio en vidrio, es el objetivo del nuevo proyecto impulsado por el Ayuntamiento de Burgos, en colaboración con la profesora de la UBU Pilar Alonso.

La planta sótano del CITUR Centro de Recepción de Visitantes acogerá, a partir del verano de 2018, una exposición sobre el arte de las vidrieras. Contará con piezas originales, bocetos, materiales e instrumental artesano, además de otro tipo de recursos, incluidos los informativos, que acercarán al visitante la historia de las vidrieras y su relevancia artística y económica.

La iniciativa surge como un proyecto piloto de centro de interpretación, ha explicado la concejal de Turismo, Carolina Blasco. Aprovechando la reforma que se acometerá en el CITUR, se acondicionará la planta sótano como espacio expositivo. Se trata de «testar» el interés que despierta este recurso patrimonial antes de realizar una inversión mucho mayor para crear un centro de interpretación en exclusiva.

De entrada, Blasco se muestra ilusionada pues lo considera un proyecto «muy bonito», que permitirá destacar la importancia que ha tenido Burgos a lo largo de la historia en la producción, promoción y restauración de vidrieras, desde el siglo XIII hasta el XVIII.

«No es sacarse un as de la manga», ha asegurado Pilar Alonso, sino descubrir un «patrimonio dormido», que está reconocido internacionalmente, aunque en España sigue siendo desconocido. Burgos tiene un «gran potencial», y la profesora de la UBU considera que el proyecto que se pone en marcha ahora será simplemente el principio de algo mucho más potente.

De hecho, la inauguración del espacio expositivo en el CITUR vendrá acompañada por un amplio programa de actividades académicas y de difusión, con talleres, jornadas internacionales, congresos y seminarios, con profesionales, expertos e investigadores de todo el mundo. No en vano, Pilar Abad trabaja en un proyecto de investigación con el CSIC, el Instituto de Ciencia de Materias de Aragón y el Instituto de Cerámica y Vidrio, en el que colabora la Sociedad Española de Cerámica y Vidrio.

Analizan el arte de la vidriera en la Península Ibérica y el papel que jugó Burgos como centro productor, y también creador del vidrio rojo, un vidrio especial que, de momento, solo se ha encontrado en Burgos. La profesora ha recordado que la ciudad vivió tres épocas de esplendor en la artesanía del vidrio.

Centro innovador y creador

La primera corresponde a los orígenes, siglo XIII, cuando muchos maestros franceses recalaron en la capital y se creó la primera escuela de artesanos. De esta época son las vidrieras de la Catedral y del Monaterio de Santa María de Las Huelgas, y también la aparición del famoso vidrio rojo. Supone una técnica muy evolucionada, singular, que está siendo objeto de una intensa investigación por su carácter único.

La segunda época se vivió en el siglo XVI, con sagas familiares de vidrieros asentadas en Burgos, que creaban para toda Europa. A continuación, las vidrieras caerán en desuso pero en el siglo XVIII, a raíz ade la Ilustración y el Art Nouveau, se recuperará el amor por los cristales de colores. Se comenzarán a decorar miradores, a crear elementos de ornamentación doméstica y se apostará por la restauración de las vidrieras. En Burgos, el Cabildo Metropolitano convocará un concurso internacional para restaurar las vidrieras de la Catedral, en el que participarán casas internacionales con proyectos en Europa y América.

«La historia de la vidriera es un ejemplo de la importancia histórica de Burgos y su protagonismo en Europa y América», ha asegurado Pilar Abad. De ahí el interés por crear en Burgos un centro de interpretación, que sería también de investigación si se cuenta con la colaboración del CSIC, ha apuntado la concejal Carolina Blasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos