Ciudadanos suspende la gestión de un PP «descabezado» en la Comunidad

José Ignacio Delgado, procurador de Ciudadanos por Burgos en las Cortes de Castilla y León. /ICAL
José Ignacio Delgado, procurador de Ciudadanos por Burgos en las Cortes de Castilla y León. / ICAL

José Ignacio Delgado ha criticado la «falta de voluntad» política de impulsar un plan real para el entorno de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña

EUROPA PRESS.Burgos

El procurador de Ciudadanos por Burgos en las Cortes de Castilla y León, José Ignacio Delgado, ha dado este viernes un «suspenso con desastre» a la gestión de un PP «descabezado» en la Comunidad a lo largo de 2018.

«Alfonso Fernández Mañueco pinta poco o nada», ha aseverado Delgado, en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de añadir que, en relación al Partido Popular, «se nota que están de retirada».

Para el procurador de Ciudadanos, el año 2018 en Castilla y León ha sido como el «año de la marmota» y ha lamentado las consecuencias negativas que la gestión de los 'populares' ha provocado en la provincia de Burgos. En este sentido, ha condenado que la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, «otra vez haya engañado» con las obras del Parque Tecnológico de la capital burgalesa y ha insistido en que los retrasos en el proyecto responden al «empeño» existente para que Burgos deje de ser la capital industrial de Castilla y León y una potencia en el norte de España.

José Ignacio Delgado se ha centrado, especialmente, en la situación de la sanidad en la provincia y ha lamentado que no se haya hecho nada en torno al Hospital Comarcal de Aranda de Duero, una «de las joyas de la corona de la propaganda 'popular', ni tampoco en lo referente al aparcamiento del complejo hospitalario de Miranda de Ebro».

Asimismo, ha lamentado la situación por la que atraviesa el conjunto del servicio sanitarios, con algunos médicos que incluso atienden hasta tres áreas por falta de personal, y ha señalado que ésta es la consecuencia de la gestión del «peor» consejero de la Junta, el de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

Un plan para Garoña

El procurador de Ciudadanos también ha lamentado la «falta de voluntad» política para impulsar un plan real para todo el entorno de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña y ha vaticinado que el nuevo Plan Reindus, dotado con unos 400 millones de euros, «se va a quedar en nada o en poco».

En relación a las obras dependientes del Gobierno central, José Ignacio Delgado ha lamentado que el PSOE esté «siempre haciendo guiños a los partidos nacionalistas» y no centrado en las cuestiones que afectan a los ciudadanos y, en el caso de la provincia de Burgos, ha insistido en que muchas autovías están paralizadas o arrastran retrasos.

En este sentido, ha destacado que la Autovía del Duero se ha convertido en la «autovía de la vergüenza», a la vez que ha explicado que, en lo relativo a la A-11, la A-12 y la A-73 la situación sigue siendo la misma que hace un año, sin apenas avances.

También se ha mostrado especialmente molesto por la situación que atraviesa la presa de Castrovido y ha recordado que, pese a que se anunció el final de las obras, éstas no sólo no se han concluido, sino que existe una falta de presupuesto.

Delgado ha hecho también alusión a la reactivación del tren directo Burgos-Aranda de Duero-Madrid, al mostrarse convencido de que no existe voluntad política de hacer nada en este campo, y al AVE, al condenar que se haya sumado un año más de retrasos en la conexión de la Alta Velocidad con la capital burgalesa.