Condenados cinco de los seis encausados en el segundo proceso penal por los disturbios de Gamonal

Un total de seis personas se sentaron en el banquillo de los acusados/GIT
Un total de seis personas se sentaron en el banquillo de los acusados / GIT

El Juzgado de lo Penal impone condenas de seis meses de prisión para cuatro encausados, de un año a otra y absuelve al sexto

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Juzgado de lo Penal nº2 de Burgos ha condenado a cinco de los seis encausados en el último proceso judicial abierto tras los disturbios registrados en enero de 2014 en el barrio de Gamonal. Varias semanas después de la conclusión de la vista oral, la titular de la sala ha decidido condenar a seis meses de prisión a D.G.F., B.C, M.G. y D. M.O. como autores de un delito de atentado a agentes de la autoridad. Adicionalmente, la jueza ha condenado a un año de prisión a M.M.C., la única mujer que se ha sentado en el banquillo de los acusados durante los procesos de Gamonal. En este caso, a ella se le considera autora, no solo del delito de atentado, sino también del de desórdenes públicos.

Por su parte, M.C.M. ha sido absuelto de los dos delitos que se le imputaban. De hecho, fueron la Fiscalía y la Abogacía del Estado quienes decidieron retirar la imputación durante la vista oral al entender que había quedado demostrado que no había pruebas para vincular al detenido con los disturbios. Para todos los demás, sin embargo, ambas partes mantuvieron su petición de dos años de prisión, una petición que finalmente ha sido rebajada en la sentencia.

Según reza el fallo judicial, durante la vista oral quedó «probada» la participación de los cinco condenados en el lanzamiento de objetos contundentes sobre los agentes policiales, motivo por el que fueron detenidos «entre las 21:00 horas del día 11 de enero de 2014 y las 01:00 horas del día 12 de enero de 2014» en diferentes zonas del barrio de Gamonal. Así lo aseguraron los agentes que fueron pasando por el estrado durante el juicio oral y así lo ha asumido el tribunal.

En el caso de M.M.C., además de quedar «probado» el lanzamiento de objetos contra la Policía, la sentencia también la ubica en «un grupo de unas 70-80 personas que arrojaba piedras a una sucursal del BBVA» antes de la llegada de los agentes. De ahí deriva su condena por el delito de desórdenes públicos.

La sentencia, que no es firme, está abierta a la posibilidad de recurso de apelación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos