«Dentro de la tragedia, se puede hablar de un desenlace feliz»

Hasta el lugar se han desplazado numerosos medios de emergencia. /IAC
Hasta el lugar se han desplazado numerosos medios de emergencia. / IAC

El subdelegado del Gobierno destaca la «profesionalidad» y «celeridad» con la que se ha actuado en la explosión de gas de la Barriada Inmaculada | Confía en que los vecinos desalojados puedasn regresar a sus casas en menos de 24 horas

GABRIEL DE LA IGLESIA y ANDREA IBÁÑEZBurgos

«Dentro de la tragedia, se puede hablar de un desenlance feliz». Así lo ha asegurado el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, que se ha acercado esta mañana a la Barriada Inmaculada para conocer in situ las consecuencias de la explosión de gas que ha provocado tres heridos e importantes daños en dos viviendas.

En este sentido, De la Fuente ha subrayado que «no hay víctimas mortales», y eso es lo más importante. A ello ha ayudado que se trata de una «zona poco transitada». Además, y a pesar de que ha habido una «preocupación» especial por «dos niños» cuyo paradero se desconocía, «finalmente han aparecido en casa de sus abuelos».

Más información

Sobre la mujer que ha tenido que ser rescatada de entre los escombros, el subdelegado ha confirmado que «se trata de una joven de 23 años que tiene alguna rotura y una herida en la pierna», pero que «ha salido consciente y ha estado hablando a través de su teléfono móvil mientras han estado desescombrando». Por otra parte, el hombre atendido, inquilino de la vivienda donde se ha producido la deflagración, es el que peores heridas ha sufrido, ya que presenta numerosas quemaduras por el cuerpo.

Explosión de gas

En cuanto a las causas del siniestro, todo hace indicar que se trata de una explosión de gas «que se ha llevado una casa y media por delante». «No hay que lamentar nada peor porque se ha actuado con profesionalidad y celeridad», según el subdelegado. De hecho, se han dirigido a la zona todos los bomberos disponibles en el momento, ha explicado.

Se desconoce cuando podrán volver a sus edificios todos los vecinos desalojados en la zona, aunque se presupone que en 24 horas se podría volver a la normalidad. «Los de las inmediaciones podrán volver pronto», ha asegurado la Policía al tiempo que confirmaba que el desalojo se ha llevado a cabo «por el fuerte olor a gas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos